domingo 28/11/21

Orina en la maceta de un vecino y el ADN demuestra que violó a 2 mujeres años antes

Eligió a sus víctimas cuando caminaban solas y en cada ocasión las agarró por detrás y amenazó con usar un cuchillo

Orina en la maceta de un vecino y el ADN demuestra que violó a 2 mujeres años antes
Orina en la maceta de un vecino y el ADN demuestra que violó a 2 mujeres años antes

Un violador que atacó a dos mujeres en la década de 1980 ha sido capturado más de 30 años después a través de pruebas de ADN porque orinó en la maceta de un vecino, según ha revelado la policía de Northumbria, en Reino Unido.

Eric McKenna, de 60 años, ha sido condenado a 23 años de cárcel después de ser declarado culpable de violar a mujeres en Gateshead y Newcastle en ataques callejeros separados, informa The Guardian.

Eligió a sus víctimas cuando caminaban solas y en cada ocasión las agarró por detrás y amenazó con usar un cuchillo. Sus crímenes no fueron detectados hasta el año 2016 cuando fue arrestado después de una disputa con un vecino que llevó a tomar muestras de ADN que eventualmente lo emparejaron con los ataques no resueltos.

El primer ataque tuvo lugar en abril de 1983, cuando McKenna, que entonces tenía 25 años, violó a una mujer de 21 años mientras caminaba hacia su casa cerca del puente de alto nivel en Gateshead. La víctima lo denunció a la Policía, pero los agentes no pudieron identificar a su atacante.

Cinco años después, atacó nuevamente en la zona de Manors de Newcastle. La segunda víctima también lo denunció, pero los crímenes no fueron vinculados y McKenna no fue identificado.

Pero en 2016 los agentes de Policía del vecindario de Northumbria lo arrestaron por orinar en la maceta de un vecino después de una disputa. Su ADN fue procesado y se establecieron las  coincidencias exactas con las dos violaciones.

McKenna fue encarcelado después de un juicio. Mick Wilson, de la Policía de Northumbria señaló que "este es un caso muy inusual que se remonta a más de 30 años, pero estoy encantado de estar aquí hoy sabiendo que este hombre ahora está tras las rejas. En la década de 1980 no teníamos las mismas técnicas forenses disponibles que tenemos ahora y nos hemos asegurado pruebas gracias a esos avances. McKenna pensó que se había salido con la suya con sus crímenes, pero una disputa entre vecinos y un momento de estupidez lo llevaron a prisión 23 años después".

Comentarios