sábado 21.09.2019

El odio de Ana Julia a la madre de Gabriel después de matar al niño: "Patricia es mala persona"

- La asesina confesa criticó a la madre del pequeño en conversaciones telefónicas e incluso vertió sospechas sobre ella.

- La madre de Gabriel comenzó a sospechar de ella cuando se decidió no aumentar la recompensa.

El odio de Ana Julia a la madre de Gabriel después de matar al niño: "Patricia es mala persona" - EL ESPAÑOL
El odio de Ana Julia a la madre de Gabriel después de matar al niño: "Patricia es mala persona" - EL ESPAÑOL

Según informa Brais Cedeira en EL ESPAÑOLAna Julia Quezada nunca dejó de mentir, ni siquiera con las esposas en las muñecas. El día cinco de marzo, una semana después de la desaparición del pequeño Gabriel, su asesina confesa llamó por teléfono a Miguel Ángel, su exnovio de cuando vivía en Burgos. Él todavía residía allí. Mientras, en Almería, la búsqueda del pequeño tomó días atrás una nueva dimensión por la aparición de una camiseta que parecía ser suya. Ana Julia le contó en esa conversación algunos de los detalles de la búsqueda, pero ni mucho menos todo. Lo que sí le transmitió fue su profunda aversión, su odio irracional hacia la madre del pequeño: "Es mala persona, hay mucha gente que la odia".

Ana Julia no le contó casi nada que fuese verdad. Lo que ninguno de los dos sospechaba era que, en ese mismo instante, una tercera persona escuchaba la conversación que ambos estaban manteniendo: uno de los agentes de la Guardia Civil que investigaban el caso.

La asesina confesa se hace la loca a lo largo de toda la conversación, fingiendo que la cosa no iba con ella, urdiendo una vez más un relato plagado de mentiras. Miguel Ángel le pregunta cuántos años tiene el crío. Ana Julia dice que ocho. Luego explica que el día anterior encontraron una camiseta del crío cerca de la zona en la que desapareció. Su ex queda asombrado. Ana Julia le revela que Ángel, el padre y su pareja está destrozado, que todos están destrozados, hechos polvo. Que incluso ella, dice, que solo hace año y medio que conoce al niño, está destrozada. 

Esta y otras conversaciones telefónicas pertenecen al extenso sumario del caso, casi 2.000 páginas a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Son fruto de los pinchazos telefónicos de la Guardia Civil al teléfono de la asesina confesa del pequeño Gabriel. Ahora pocos son quienes desconocen los ardides de la novia del padre del pequeño Gabriel, pero los primeros días tras la desaparición del pequeño no era la principal sospechosa. Todo cambió el día que dijo haber encontrado la camiseta del chiquillo de ocho años en una de las batidas, el sábado 3 de marzo, cinco días después de su desaparición.

Desde ese momento muchos comenzaron a sospechar de ella. Sobre todo los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), quienes lideraban la investigación. Fue entonces cuando decidieron, con total discreción, pincharle el teléfono y colocarle micrófonos en el coche para comprobar si el presentimiento que tenían guardaba algún fundamento. Ahí ya lograron revelar su verdadera cara, despojarla de la máscara y de la impostura que mantuvo durante algo más de una semana hasta que el círculo comenzó a cerrarse sobre ella.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios