viernes 27/11/20

El negocio de la manicura saca las uñas, una maraña de empresas que mueve millones

En apenas 1500 metros de una de las arterias principales de Madrid se apelotonan una docena de salones de manicura. En siete calles del barrio de Salamanca hay 26 locales. "Claro que se puede vivir de esto", dice una de las empresarias de España. Los chinos, que son mayoría, no quieren hablar porque, casualmente, "no está el jefe"

El negocio de la manicura saca las uñas, una maraña de empresas que mueve millones - EL ESPAÑOL
El negocio de la manicura saca las uñas, una maraña de empresas que mueve millones - EL ESPAÑOL

Según informan Patricia Morales y Silvia P. Cabeza en EL ESPAÑOLnunca antes tener las uñas perfectas fue tan fácil. Cada mañana cuelgan el cartel de abierto 3.777 negocios de estética en la capital, según datos de la Cámara de Comercio de Madrid facilitados a este periódico. En palabras del Ayuntamiento de Madrid “es muy difícil saber cuántos de esos se dedican solamente a manicura y pedicura”. Esto es así porque la licencia que concede el ayuntamiento de la capital para las aperturas se engloba en la categoría de “peluquería”, sin especificar a qué se dedican concretamente estos centros. “Por mucho que busques, no va a salir el dato concreto”, confirman desde el consistorio.

¿Quién se dedica a esto y de dónde vienen? En nuestro intento por comprender el porqué de este auge de la manicura hablamos con varias empresarias que han abierto su propio salón en Madrid. Son rusas, colombianas, españolas y, también, chinas. Y son precisamente estas últimas quienes copan un mercado en constante crecimiento y cuyos beneficios ascienden cada año a varios millones de euros.

Para reflejar este crecimiento acudimos a dos barrios diferentes de la capital: el de Salamanca y el de Tetuán, totalmente dispares en cuanto a renta per cápita pero exactamente iguales en cuanto a salones de manicura.

Están llenos, a rebosar y con unos precios que oscilan entre los 7 euros para una manicura normal en un local chino, a los más de 20 en un centro más sofisticado. ¿Por qué esta diferencia? “Nosotras hacemos los servicios en una hora y media o dos horas. Normalmente los chinos lo hacen en 30 minutos. Por eso ellos en dos horas ganan más que nosotros. El problema es que ellos tienen que hacerlo muy rápido porque si no no ganan dinero”, comenta Sofía, una de las dos socias de Siberia Salón, uno de los centros preferidos por las famosas. Maryori Matallana va más allá: “Lo que hacen los chinos es distinto a lo que hacemos el resto de centros. Ellos están enfocados más al negocio y no a la estética y ya sabemos que los chinos entran en todos los terrenos”.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios