Una funeraria se confunde de cuerpo y entrega a otra mujer fallecida más joven

La familia ha presentado una denuncia tras conocer el error
La funeraria equivoca el ataúd y los familiares velan durante horas un cadáver ajeno
photo_camera Una funeraria se confunde de cuerpo y entrega a otra mujer fallecida más joven

Según recoge Informativos Telecinco, una familia coreana ha presentado una demanda de 50 millones de dólares (unos 49 897 500 euros) contra dos funerarias después de que les entregasen el cuerpo de otra mujer, en lugar del de Kyung Ja Kim, de 93 años, que murió en Nueva Jersey, EEUU. Se trataba de otra persona 20 años más joven.

La familia ha presentado una demanda

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2021, pero ha sido esta semana cuando la familia de Kyung Ja Kim ha presentado una demanda, según publica el diario New York Post. Al parecer, la funeraria entregó el cuerpo de otra mujer 20 años más joven en un ataúd que velaron en la iglesia Promise de Leonia antes de su traslado al cementerio.

Precisamente, durante el funeral, que se realizó con el ataúd abierto, la hija de la fallecida, Kummi Kim se percató de que el cuerpo, a pesar de tener la ropa de su madre, no se correspondía con ella, por lo que preguntó al director de la funeraria, Haemin Gina Chong, que negó que se tratase de otra persona.

Su hija se percató por la dentadura

Así las cosas, Kummi Kim pensó que no había reconocido a su madre debido al maquillaje o al botox que la empresa pudo haber aplicado en la mujer. Sin embargo, sus dudas se resolvieron al ver la dentadura fija del cadáver, cuando su progenitora la tenía postiza, según consta en la demanda que ha presentado contra Chong y contra las compañías ‘Blackley Funeral Home’ y ‘Cremation Services’.

Al parecer, de camino al cementerio, el director de la funeraria se había ofrecido a parar todos los coches si la hija no estaba segura de la identidad del cuerpo. Mientras tanto, ocultó que estaba tratando de contrastar con la familia de la otra fallecida los rasgos físicos de esta. Ya en el cementerio, Chong admitió el error ordenó se levantase el ataúd de la tumba y lo devolviesen a la funeraria.

Un día después les devolvieron el cuerpo, que enterraron en un “improvisado funeral”. Los familiares “sufrieron una gran conmoción, angustia emocional y dolor psicológico al enterarse de que el fallecimiento de su madre no se había celebrado adecuadamente”, consta en la demanda. Además, muchos de ellos, al no vivir en el país, ya no pudieron estar presentes.

Por ello, demandan la suma de 50 millones de dólares (unos 49 897 500 euros), que donarán a la Iglesia si lo consiguen. La empresa, por su parte, les ha transmitido una disculpa verbal y les ha hecho una oferta de 9 000 dólares, pero no lo consideran suficiente. 

Comentarios