domingo 18.08.2019

Una mujer embarazada pierde a su bebé tras contraer Listeria por comer queso

Es el segundo caso detectado en semanas. Esta bacteria afecta sobre todo a fetos, recién nacidos y mayores. Puede producir septicemia, meningitis o encefalitis

Una mujer embarazada pierde a su bebé tras contraer Listeria por comer queso
Una mujer embarazada pierde a su bebé tras contraer Listeria por comer queso

Según recoge Informativos Telecinco, una mujer francesa embarazada ha perdido a su bebé tras contraer Listeria por comer queso contaminado con dicha bacteria. Es el segundo caso que afecta a la misma compañía, cuya producción han paralizado las autoridades galas. Otra mujer de 64 años murió hace unas semanas tras comprar un queso de la misma empresa láctea.

La Agencia Regional de Salud de Hauts-de-France ha confirmado que una mujer embarazada de la zona del Pas-de-Calais perdió a su bebé después de consumir queso producido por la Compañía Fromagère de Brie, en Seine-et-Marne. La mujer habría contraído Listeria, una enfermedad causada por la bacteria del mismo nombre y que puede pasar al feto a través de la placenta.

A principios de mayo, otra mujer, esta de 64 años, falleció tras consumir un queso de la misma marca que compró en un mercado de Yonne y tras pasar dos meses hospitalizada. La familia de esta mujer ha demandado a la compañía, que ha visto como las autoridades francesas han paralizado su producción.

De hecho, el pasado mes de abril, el Ministerio de Agricultura y Alimentación galo decidió "retirar como medida de precaución y toda la leche cruda, queso y leche pasteurizada fabricada por la Société Fromagère de la Brie". Ya en 2014, la compañía había retirado los quesos por listeria, según informan medios locales.

¿Qué es la Listeria o Listeriosis?

La listeriosis es una infección grave causada por la bacteria Listeria monocytogenes. Las personas por lo general se enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados. Suele estar en alimentos crudos, así como en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada. Este germen es capaz crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador.

La enfermedad afecta sobre todo a embarazadas, recién nacidos, personas mayores y quienes tienen el sistema inmunitario debilitado. La listeriosis no es un problema grave para las embarazadas pero sí para los fetos y recién nacidos. Durante la gestación, el feto puede infectarse a través de la placenta.

Estas personas pueden contraer infecciones graves del torrente sanguíneo, es decir, septicemia o el cerebro, lo que causa meningitis o encefalitis. Las infecciones por Listeria a veces pueden afectar otras partes del cuerpo como huesos, articulaciones y partes del pecho y el abdomen.

Los síntomas son fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal y vómitos. El tratamiento es con antibióticos. Para reducir el riesgo de contraerla enfermedad en la población de riesgo se recomienda: Usar alimentos precocidos y comidas listas para consumir lo antes posible, evitar leche y lácteos sin pasteurizar, calentar los alimentos hasta que le salga vapor, lavar muy bien frutas y verduras y evitar carnes y pescados poco hechos.

Más información en vídeos 
Comentarios