miércoles 27/10/21

Muere una joven haciendo puenting al confundir la señal y saltar antes de estar atada

La joven de 25 años ha muerto en el acto
Muere una joven haciendo puenting al confundir la señal y saltar antes de estar atada
Muere una joven haciendo puenting al confundir la señal y saltar antes de estar atada

Según recoge Informativos Telecinco, tragedia en el municipio de Amaga, en Antioquia, Colombia, donde una joven de tan solo 25 años, identificada como Yesenia Morales, ha muerto tras un accidente fatal cuando hacía ‘bungee jumping’, más conocido en España como puenting.

Al parecer, según relatan medios locales, la joven confundió la señal que realizó uno de los instructores después de escuchar un “salte ahora” que no iba dirigido hacia ella sino para otro de los participantes que se encontraban en el viaducto donde realizaban la actividad. De ese modo, Yesenia se lanzó al vacío sin tener la cuerda de seguridad y sin el resto de elementos indispensables completamente asegurados.

En un instante fatídico, ocurrido el pasado domingo, los testigos de la zona, algunos de los cuales estaban grabando cómo se lanzaban los 90 participantes, presenciaron y hasta registraron en vídeo el terrible momento. “¡Se mató! ¡Se mató!”, se les escuchaba decir, entre gritos.

El novio de la fallecida presentó el momento en que saltaba al vacío y moría

En el lugar, además, se encontraba el novio de Yesenia. Habían ido juntos hasta allí y presenció en directo el momento en que su pareja saltaba y moría.

Según ha contado el hermano de la víctima en declaraciones recogidas por el medio Caracol, el novio bajó inmediatamente donde se encontraba Yesenia e intento “prestarle los primeros auxilios” en vano.

Los primeros informes apuntan que murió por un paro cardiaco

Según Noticias Caracol, citando el primer informe médico forense, la joven habría fallecido de un paro cardiaco, posiblemente antes del impacto.

Además, las primeras investigaciones apuntan que la empresa que organizaba la actividad de puénting no contaba con los permisos necesarios, y la familia denuncia que, de hecho, fueron negligentes.

“Uno debe estar bien seguro cuando va a practicar este deporte. Debería haber primero un control de cómo ponerse el arnés”, ha denunciado el hermano de la víctima.

Comentarios