martes 7/12/21

“Me están dejando morir”: las palabras de una joven que ha muerto de covid en hospital

Noelia, de 33 años, a su madre: "Compra oxígeno y llévame a casa"
“Me están dejando morir”: las palabras de una joven que ha muerto de covid en hospital
“Me están dejando morir”: las palabras de una joven que ha muerto de covid en hospital
Según recoge Informativos Telecinco, Noelia Mercado tenía 33 años y un hijo de 11. Ha muerto de covid en el hospital Hospital San Antonio de Padua, de Argentina, donde estaba ingresada con coronavirus y desde donde denunció que le dejaron morir.

En su localidad, Río Grande, Argentina están consternados por la muerte de Noelia Mercado. Ella, desde la cama del Hospital de San Antonio de Padua relató sus últimos días de vida a los suyos. “Acá me dejan morir como un perro, sola”, comentó días antes de morir. “Estoy saturando 83 y el médico que vino hace una hora y se fue, no vuelve. Pedía muerte digna al menos”. 

La joven estudiante de enfermería fue diagnosticada con covid el 25 de mayo. Tres días después acudió al médico. Tenía una pequeña neumonía pero como saturaba de forma aceptable se la volvió a citar en 48 horas, ha explicado a La Voz del Interior, la vicedirectora del hospital, Valeria Alaniz.

El hospital asegura que Noelia, que ingresó el día 31 “siempre recibió toda la atención por parte de enfermería y  de los médicos”. “Comenzó a empeorar como nos sucede en muchos de los pacientes, por más que tengan oxigenoterapia. El 2 a la madrugada tuvo una demanda mayor de oxígeno, se intentó terapia de alto flujo. Luego fue derivada a terapia para una asistencia respiratoria. El sábado 5 falleció”, ha asegurado Alaniz.

La doctora señala que “a diferencia del año pasado son cada vez más jóvenes los pacientes. Hay una mayor agresividad y los cuadros tienen un desenlace peor”.

La hermana de Noelia ha compartido tras su muerte sus últimas conversaciones, en las que la joven denuncia la falta de atención. “Pésima la atención, llamo y no dan bola”, le decía la joven a su familia a la que rogó que la sacaran del hospital.

“Me obligan a levantarme y no puedo caminar porque me agarra tos y me quedo sin aire”, continuó detallando la joven, que no tenía ni donde orinar: “Estoy toda meada en la cama, tráeme pañales”.

“Mamá estoy muy mal, acá llamas y nadie viene a ayudarme, yo grito y nada”, fue uno de los últimos mensajes que llegó a mandar. Su situación era tan dramática que imploró a su madre: “Compra un oxígeno y llévame a casa”.

Pablo Carrizo, amigo de Noelia Mercado y antiguo trabajador del Hospital de San Antonio de Padua, ha afirmado a Infobae que desde siempre el centro tenía carencia de personal, de médicos y de enfermeros.

La hermana de Noelia lamenta que desde el hospital nadie se haya puesto en contacto con ellos aunque si han atendido a los medios y ha criticado que a una estudiante de enfermería como su hermana, con obesidad, no estuviera vacunada contra el coronavirus.

Comentarios