viernes 28/1/22

Muere un niño de 3 años ahogado en un canal tras caer cuando daba de comer a unos patos

La madre se lanzó al agua para intentar rescatar al niño pero no puedo salvarlo
Muere una trabajadora de 41 años al ser atropellada por un camión en un supermercado. En la imagen de archivo una ambulancia
Muere un niño de 3 años ahogado en un canal tras caer cuando daba de comer a unos patos

Según recoge Informativos Telecinco, ocurrió el pasado sábado en la ciudad de Newbury (Reino Unido). El pequeño Dylan Milsom, de tres años, estaba alimentando a los patos junto a su madre cundo cayó al canal y fue arrastrado río abajo. A pesar de que su madre, una joven asistente social de 36 años, se lanzó al agua para tratar de salvarlo, no pudo hacer nada para evitar que se ahogara.

El extraño accidente, tal y como informa The Sun, se produjo a pocos metros de Victoria Park en Newbury, un parque que se encuentra frente al canal que atraviesa la localidad, en una mañana de sábado con multitud de niños jugando. El niño se encontraba alimentando a los patos del río junto a su madre cuando cayó al agua. Inmediatamente después su madre se lanzó tras él para intentar rescatarlo. Distintos transeúntes que presenciaron la escena avisaron a las emergencias, que consiguieron rescatar al niño y a la madre cerca del puente Ash. Ambos fueron llevados inmediatamente a un hospital cercano donde horas después el niño moría.

Un testigo de la escena se lamenta de lo extraño y rápido del accidente: "el pequeño solo estaba alimentando a los patos con su madre y simplemente se cayó. Ella se lanzó al agua para tratar de salvarlo". "Nos sentimos devastados por la madre, justo antes del Día de la Madre. Es la peor pesadilla de todos los padres", añadió. 

La policía ha informado que se están investigando las causas de la muerte, que ha sido tratada de inexplicable, aunque sin afirmar que haya nadie bajo sospecha de ser ni investigación. Se están preparando pruebas y un informe para el forense.

La familia ha recordado a Dylan como su "bebé arco iris" 

La familia ha querido dar las gracias a los trabajadores de emergencias que intentaron salvar la vida de Dylan y que rescataron a la madre y al niño del río. "Queremos darles las gracias, no solo por su inmensa respuesta y esfuerzo implacable para hacer todo lo posible para salvar a nuestro pequeño, sino por la emoción y el cuidado mostrados a través de sus esfuerzos. Nuestro agradecimiento a aquellas personas que dieron todo lo que pudieron" han manifestado.

Además, a través de varios comunicados y sus redes sociales, la familia ha recordado al pequeño, al que califican de "nuestro bebé arco iris". ""Sabíamos que era especial desde el momento en que nació. Él trajo un rayo de sol a nuestras vidas", han afirmado sus padres.

Comentarios