Martes 23.04.2019

Muere una niña de tan solo 5 años tras tres visitas al hospital en un fin de semana

Su salud estaba empeorando por momentos, con fiebre muy alta y fuerte dolor en las piernas, que adquirieron un tono amoratado. Su madre denuncia negligencia

Muere una niña de tan solo 5 años tras tres visitas al hospital en un fin de semana
Muere una niña de tan solo 5 años tras tres visitas al hospital en un fin de semana

Según recoge Informativos Telecinco, Luna Desiree, una pequeña de 5 años, falleció después de ser llevada al hospital hasta tres veces en un fin de semana y recibir el alta sucesivamente a pesar de la insistencia de su madre, Milena Anabel López, de 22 años, que alertaba a los médicos de que ningún tratamiento estaba funcionando. Su salud estaba empeorando por momentos, con fiebre muy alta y fuerte dolor en las piernas, que adquirieron un tono amoratado. Ahora, tras perder a su pequeña por lo que señala como una terrible negligencia, ha denunciado al centro por "mala praxis", advirtiendo que los médicos desde el primer momento se limitaron a diagnosticarla de una "sinovitis", recetándola meramente "ibuprofeno y reposo".

Aquejada de dolor en las piernas y con fiebre, cuando fue llevada al hospital la primera vez, Luna Desiree, de 5 años, tras diversas pruebas, incluyendo radiografías, fue diagnosticada de una “sinovitis viral”; una inflamación o irritación de la membrana sinovial, la cual reviste la mayor parte de la superficie interna de articulaciones como la rodilla, la cadera, el hombro y las interfalángicas de las manos. Sus síntomas principales: el incremento de la temperatura a nivel articular, hinchazón en la articulación por el aumento de líquido e hipersensibilidad.

Como consecuencia, los médicos decidieron entonces que lo que debía hacer era “tomar ibuprofeno y hacer reposo”.

Sin embargo, Anábel López, la madre de la niña, de 23 años, preocupada por el estado de su hija al ver que lejos de cualquier signo de mejora se encontraba cada vez peor, con una fiebre persistente y cada vez más alta, volvió un día después al Hospital Municipal San José, en Argentina, donde la evaluaron en primera instancia.

En esta segunda ocasión, tras realizarle diversas pruebas de sangre y orina, y tras atenderla un médico distinto, –siempre según la versión de la madre–, le volvieron a dar el mismo diagnóstico, transmitiéndole que estaba “todo normal”, tal y como recoge el medio Clarin.

Nada más lejos. La pequeña seguía empeorando y por tercera vez en el mismo fin de semana, su madre hubo de llevarla al hospital para alertar de que algo estaba sucediendo, demandando que la ingresaran. Esta vez llegaron a ponerla suero con un calmante, pero, –pese a ver que la pierna de Luna empezaba a adquirir un tono amoratado–, le dieron el alta limitándose a advertir a la familia que volviesen si la pequeña vomitaba, ante la posibilidad de que estuviese“incubando algo”.

Desgraciadamente, tuvieron que volver una cuarta vez. Para entonces Luna casi no podía respirar y sus extremidades estaban muy frías. Estaba demasiado mal para poder salvarla. Ya era demasiado tarde para salvarla. La pequeña falleció este domingo 10 de febrero, apenas dos días después de su primer ingreso en el hospital, por lo que la madre ha emprendido una denuncia por negligencia.

“Fue mala praxis. Le habían diagnosticado sinovitis viral y era bacteriana”, ha explicado su abogado en declaraciones recogidas por Clarín.

Más información en vídeos 
Comentarios