miércoles 21.08.2019

Muere en la mesa de operaciones tras confundir los médicos una fractura con un tirón

Le dieron paracetamol y le dijeron que se pusiera hielo. La mujer muerte necesitó cuatro visitas a Urgencias para que la detectasen la fractura

Muere en la mesa de operaciones tras confundir los médicos una fractura con un tirón
Muere en la mesa de operaciones tras confundir los médicos una fractura con un tirón

Según recoge Informativos Telecinco, una mujer murió en la mesa de operaciones a causa de un paro cardíacodoce días después de que los médicos diagnosticaran erróneamente como un tirón en el muslo lo que era una fractura de fémur, según informa el 'Daily Mail'.

Sarah-Jayne Roche, de 39 años y madre de dos niños, llevaba recorridos diez kilómetros de la media maratón de Cardiff (Gales), celebrada el pasado 7 de octubre, cuando tuvo que pararse en seco porque no podía continuar. Con la pierna cada vez más hinchada, la llevaron a Urgencias, donde únicamente le dieron paracetamol y le dijeron que se aplicara una bolsa de hielo, ya que creían que simplemente se trataba de un tirón en la corva.

El dolor no sólo no disminuyó con el paso de los días sino que fue haciéndose más insoportable, pero se necesitaron tres visitas más a Urgencias para que finalmente le detectaran una fractura en la parte inferior del fémur mediante una radiografía. Entonces se programó una operación con una duración prevista de una hora, pero en el transcurso de la misma Sarah-Jayne sufrió un paro cardíaco y los médicos fueron incapaces de reanimarla.  

Su marido, el señor Roche, de 42 años, está devastado. "Por más frustrado que me sienta, lo siento más por nuestros dos hijos. Les han robado a su madre", lamenta. "Por lo menos yo tuve 18 años con ella, pero ellos no la van a tener a su lado en los momentos más importantes".

Sarah-Jayne Roche

Corrió la media maratón para recaudar fondos para el Parkinson

La señora Roche había decidido correr la media maratón para recaudar fondos para el Parkinson en el Reino Unido. "Estaba realmente decidida. Si tenía la mente puesta en algo, se preparaba concienzudamente para conseguirlo", rememora el marido. "Cuando se detuvo de repente pensé que tendría calambres, pero luego dijo que no podía moverse y pedimos ayuda". En aquel momento el señor Roche no imaginaba que les esperaban días de agonía, con dolores cada vez más fuertes y falta de soluciones cada vez que visitaban Urgencias.

El día de la operación esperaban un procedimiento sencillo. "Iban a poner un clavo en su pierna. Sólo les llevaría entre una hora y una hora y media". Por eso "cuando de repente vinieron y dijeron que habían surgido problemas las cosas fueron cuesta abajo", afirma el señor Roche. "No es que tuviera cáncer y nos esperáramos algo así; estábamos convencidos de que saldría y se recuperaría".

El procedimiento legal se prolongará durante casi un año

La familia tiene ahora un largo trecho de casi un año por delante para obtener respuestas, después de los retrasos en la fecha de inicio de la investigación y también a causa de un incumplimiento de plazos por parte de la junta de salud para presentar la declaración correspondiente. El médico forense Graeme Hughes considera estas demoras como "inaceptables".

Para Simon, el hermano de Sarah-Hayne, su muerte plante preguntas más amplias sobre el número creciente de personas que se presentan a maratones y medias maratones, abiertas a cualquiera, independientemente de su experiencia y preparación. La muerte de la señora Roche es la tercera que se produce como consecuencia de la medio maratón de Cardiff el año pasado, después de que dos hombres sufrieran sendos paros cardíacos tras cruzar la línea de meta.

Más información en vídeos 
Comentarios