Martes 13.11.2018

Los mil y un beneficios de la masturbación: de tabú a recomendación

El 88% de las mujeres y el 96% de los hombres se masturba. Este acto posee muchos beneficios como mejorar el estado anímico o mitigar el dolor

Los mil y un beneficios de la masturbación: de tabú a recomendación - EL ESPAÑOL
Los mil y un beneficios de la masturbación: de tabú a recomendación - EL ESPAÑOL

Según informa Silvia Gil en EL ESPAÑOL, que hombres y mujeres se masturban es una realidad. Sin embargo, los hombres siempre han tenido más facilidad para hablar del tema en público que las mujeres. Socialmente hablando, siempre ha estado mal visto que las mujeres se masturbaran, por lo que muchas eran reticentes a confirmarlo ante sus propias amigas. Sin embargo, los tiempos han cambiado y cada vez son más las mujeres que confirman lo obvio: las mujeres también se masturban. Pero, ¿qué cantidad de hombres y mujeres llevan a cabo esta práctica?, ¿con qué frecuencia?, ¿quién se autosatisface más veces?

Según un estudio realizado por Superdrug’s Online Doctor, un portal británico especializado en salud sexual, el 88% de las mujeres y el 96% de los hombres reconoce haberse masturbado. La encuesta fue realizada sobre una muestra de casi 1.000 personas, tanto hombres como mujeres, procedentes de distintos países de Europa y Estados Unidos. Los resultados son bastante llamativos. Las diferencias entre hombres y mujeres parecen haber disminuido considerablemente, o al menos, eso demuestra la encuesta. Las mujeres ya no tienen miedo a afirmar que se masturban.

La principal diferencia entre unos y otros es la frecuencia con la que lo llevan a cabo. Mientras que ellas reconocen hacerlo una media de dos días por semana, ellos aseguran doblar esa cantidad. Se masturban cuatro de los siete días de la semana. Además, las sesiones de ellas son más cortas: 13 minutos frente a 14 que dedican ellos en conseguir el orgasmo. Son 27 horas al año dedicadas a encontrar nuevos puntos de placer frente para las mujeres y 46 horas para los hombres.

El estudio sugiere que las mujeres comienzan a masturbarse más tarde que los hombres porque sus impulsos sexuales difieren. Además, ambos se diferencian también en las técnicas empleadas para la autogratificación y en el material visual utilizado. Mientras que las mujeres optan por juguetes sexuales y las fantasías sexuales, ellos optan por las manos y la pornografía para incrementar la excitación.

Beneficios de la masturbación

Los expertos insisten en la importancia de quitarle toda significación peyorativa o negativa a esta actividad sexual sana. Es una manera de conocer nuestro cuerpo, nuestros genitales y su respuesta frente a los estímulos. El sentimiento de culpa y de vergüenza que despierta esta actividad surge de la actitud que muestran hacia ella los adultos y de sus expresiones basadas en los valores sociales y culturales que han aprendido. Es más, la masturbación tiene muchos beneficios.

-Reduce el riesgo de cáncer de próstata: un estudio de 2004 publicado en la revista Jama demostró que los hombres que eyaculaban más de 21 veces al mes reducían hasta un 33 por ciento el riesgo de padecer cáncer de próstata, en comparación con los hombres que solo lo hacían cuatro o siete veces al mes.

-Se ejercitan los músculos del suelo pélvico y previene la disfunción y la incontinencia: la masturbación realizada de forma regular ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y previene la disfunción eréctil y la incontinencia. Según explica la sexóloga Gloria Brame a MensHealth, “mantiene el ángulo del cuelgue del pene”. Esto sucede porque “el músculo liso del pene debe enriquecerse con oxígeno, que se administra cada vez que hay un flujo de sangre hacia el miembro (es decir, cuando se produce una erección)”.

Hace que dure más el sexo: según Brame “masturbarse una hora antes de una cita te dará más control”. Según explica la experta la experta en relaciones Jane Greer a Cosmopólitaneyacular una o dos horas antes de mantener relaciones sexuales puede retrasar la llegada del segundo clímax. Para la Dr. Ava Cadell, fundadora de la Loveology University, se trata de “entrenarse para medir cuánto tiempo te llevará llegar al orgasmo”. “Cuando creas que vas a alcanzar el clímax, para. Y luego, reanuda. La técnica es especialmente útil para aquellos que no se masturban con frecuencia”, concluye.

-Fortalece el sistema inmune: Según los expertos, la eyaculación aumenta los niveles de la hormona cortisol. El cortisol ayuda a regular y mantener el sistema inmunológico en pequeñas dosis. Un estudio de 2004, publicado en la revista Neuroimmunomodulation concluyó que los hombres tenían más glóbulos blancos después de autocomplacerse. Además, un artículo publicado en Sexual and Relationship Therapy demostró que el orgasmo masculino ayuda a prevenir infecciones.

-Mejora el estado de ánimo: La masturbación libera una gran cantidad de sustancias neuroquímicas que producen bienestar, como la dopamina y la oxitocina. Dos neurotransmisores que incrementan la satisfacción y activan los circuitos de recompensa del cerebro.

-Alivia el dolor menstrual: La menstruación provoca en algunas mujeres dolores insoportables. En muchas ocasiones recurrimos a medicamentos para intentar mitigarlos. Sin embargo, estos dolores también se pueden aliviar mediante la masturbación. El onanismo durante la menstruación tiene el efecto de prevenir y reducir la inflamación y las molestias producidas durante el periodo.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios