Viernes 16.11.2018

Microesferas: el peligro invisible de los geles exfoliantes y las cremas

Los microplásticos no suponen un porcentaje muy alto de los plásticos vertidos al mar, pero causan un terrible daño en el medio ambiente

Microesferas: el peligro invisible de los geles exfoliantes y las cremas - EL ESPAÑOL
Microesferas: el peligro invisible de los geles exfoliantes y las cremas - EL ESPAÑOL

Un reportaje de Azucena Martín publicado en EL ESPAÑOL

-Microesferas que se desechan durante una ducha con un gel que las contenga: 100.000.

-Porcentaje de los plástico vertidos al mar correspondiente a los microplásticos: 1’5%

-Masa de microesferas utilizadas al año en Europa: 4.000 toneladas

A veces el rival más pequeño puede ser el más fuerte. Esta es una frase que puede aplicarse en muchos ámbitos de la vida, pero concretamente en la lucha contra la contaminación por plásticos toma un sentido especialmente literal.

La concienciación entre la población en torno a productos de un tamaño considerable, como las bolsas o las botellas de plástico es cada vez más grande, pero existen unos productos concretos que pasan desapercibidos con motivo de su reducidísimo tamaño: los microplásticos.

Se considera microplástico cualquier pieza de este material cuyo tamaño no supere los cinco milímetros. Pueden encontrarse en la composición de una amplia gama de productos como los chicles, las fibras textiles sintéticas o las llantas, pero sin duda los productos que más han dado que hablar por tenerlos en su composición han sido los cosméticos.

Al actuar como exfoliantes físicos, capaces de arrastrar impurezas al frotarlos contra una superficie, su uso se ha hecho muy frecuente en la composición de productos como pastas de dientes, cremas y geles. Sin embargo, encierran un peligro oculto para los ecosistemas marinos, ya que al ser productos de higiene son desechados por los conductos de desagüe y, desde ahí, si esquivan los filtros de las depuradoras, terminan llegando al mar.

Del baño a la mesa

Según un informe del Comité de Auditoría Medioambiental de la Cámara de los Comunes en el Reino Unido, durante una sola ducha utilizando un gel exfoliante, se vierten al desagüe una media de 100.000 microesferas de plástico.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios