sábado 29/1/22

El médico que inventó el vibrador ante una 'epidemia' de damas sexualmente insatisfechas

A finales del siglo XIX se popularizaron los vibradores como un instrumento médico para sustituir el masaje de clítoris que aplicaban los doctores "contra la histeria"

El médico que inventó el vibrador ante una 'epidemia' de damas sexualmente insatisfechas
El médico que inventó el vibrador ante una 'epidemia' de damas sexualmente insatisfechas

Según informa José Pichel en EL ESPAÑOL, si una dama de clase acomodada del siglo XIX sufría dolores de cabezainsomniocalambres, pérdida de apetitoirritabilidad o simplemente mal humor, tenía muchas posibilidades de que el médico le diagnosticase histeria, enfermedad nerviosa y crónica.

La etimología nos lleva hasta la palabra griega hystéra, que significa útero y, de hecho, parece que ya Hipócrates y Platón hacen referencia a esta enfermedad propia de las mujeres. Galeno de Pérgamo, el famoso médico del siglo II cuyo nombre se usa para designar a todos sus colegas, ya decía que el problema estaba causado por la privación sexual de las mujeres más pasionales.

Aunque no se decía de forma explícita, en el fondo los doctores de la era victoriana también estaban diagnosticando una insatisfacción sexual y, claro, el mejor remedio para esta enfermedad, conocida como “útero ardiente”, era un masaje de clítoris hasta provocar el orgasmo.

Bueno, hablemos con propiedad, que estamos en época decimonónica: aquello no era un orgasmo, sino el “paroxismo histérico”. Y nadie mejor que el propio médico para llevarlo a cabo. No, no vayan a pensar mal: no tenía nada que ver con el sexo, porque no había penetración.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX eran tantos los diagnósticos de histeria femenina entre la burguesía que parecía una epidemia, así que algunos galenos estaban hartos de dar tanto masaje pélvico.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Comentarios