miércoles 1/12/21

¡A mí las Marines! Escándalos sexuales cercan al cuerpo de élite

Fotos íntimas de soldados uniformados en situaciones comprometidas, páginas de porno gay con militares... El Pentágono tiene un problema justo cuando una mujer se ha convertido en la primera oficial de los marines

¡A mí las Marines! Escándalos sexuales cercan al cuerpo de élite
¡A mí las Marines! Escándalos sexuales cercan al cuerpo de élite

Según informa José Gallego en EL ESPAÑOL, el Ejército de los EEUU ha salido airoso de multitud de contiendas a lo largo de su historia, aunque existe un enemigo que se le está resistiendo más de la cuenta: la batalla por la normal integración de las mujeres en sus filas. No obstante, en este frente también hay excepciones. Sin ir más lejos, esta semana una marine ha conseguido convertirse en la primera miembro de este cuerpo de élite que supera el durísimo curso de oficiales de infantería, una hazaña que llega en un momento de horas bajas para la imagen pública de la institución militar, después de meses de investigaciones a cuenta de un escándalo sexual que no ha dejado de crecer.

Lo que empezó el pasado mes de marzo como un bochornoso caso de difusión de desnudos femeninos no consentidos de cientos de marines por parte de sus compañeros en un grupo secreto de Facebook, con los consiguientes comentarios denigrantes hacia ellas, ha ido creciendo este verano más allá de las redes sociales, alcanzando a otros cuerpos y también a blogs y páginas web de pornografía gay, donde de forma aún no aclarada, se han publicado decenas de fotografías de hombres en activo, muchos de ellos incluso con sus nombres en los uniformes, posando en posturas más que sugerentes y enseñando más carne que la que el decoro castrense recomienda.

El Pentágono y el Congreso estadounidense están tratando de esclarecer las causas y controlar y poner freno a este episodio, que tira por tierra los esfuerzos realizados desde Washington para erradicar la imagen machista del Ejército, en un momento en que precisamente tratan de incrementar el número de reclutas femeninas. Además, llueve sobre mojado, ya que no es la primera vez que las soldados y oficiales son víctimas de situaciones parecidas en 2013 y 2014, por no mencionar las constantes denuncias de asaltos sexuales.

En los cuerpos militares estadounidenses, uno de los empleadores más grande del mundo con 1,3 millones de trabajadores, sólo el 15% son mujeres. El porcentaje que baja incluso al 7% en los Marines. Pese a que este último escándalo parece afectar a ambos sexos, la diferencia principal es que las imágenes de los varones no han sido subidas a Internet por sus compañeras.

Un exmarine y periodista llamado Thomas Breenan sacó la historia a la luz la pasada primavera. Según reveló, existía un grupo privado en Facebook ‘Marines United’, con 30.000 miembros, donde numerosos militares en activos o retirados publicaban, comentaron y puntuaron fotos de sus colegas desnudas o en posturas sexualmente sugerentes. Las imágenes pertenecen a la esfera privada de estas chicas, fueron tomadas sin su consentimiento o bien sus parejas, ex novios u otras personas las colgaron en esta web. Entre los comentarios, incluso algunos animaban a grabar la violación de alguna de las chicas que aparecían, perteneciente a una base de Carolina del Norte, a modo de experimento “para la ciencia”. La sensación de seguridad era tal que muchos de los miembros ni siquiera ocultaban su identidad o su rango.

El Senado y los comités de las Fuerzas Armadas de la cámara exigieron la comparecencia de los mandos militares que prometieron reconducir la situación. Sin embargo, y pese a que la noticia salió a la luz, aparecieron en la red social nuevos grupos donde se redirigieron los contenidos de la página original. Uno de ellos con cerca de 29.000 miembros. En esta ocasión, los moderadores avisaban de que eliminarían a cualquiera que delatase lo que allí se hacía. Incluso aparecieron burlas hacia los investigadores del caso, sugiriendo que quizá alguno se encontraría a su mujer entre las fotos.

De nuevo fue un periodista exmarine llamado James LaPorta, inicialmente invitado a los nuevos grupos, quien desveló todo este material y lo sacó a la luz pública en la CNN alguno de los pantallazos, desvelando también la existencia de 2.500 imágenes de mujeres almacenadas en la nube.

Sigue leyendo este interesante reportaje en EL ESPAÑOL

Comentarios