sábado 21.09.2019

Llevan cinco meses viviendo en su coche, lo único que les queda, tras echarles de su vivienda

“Nos desvivimos por nuestros hijos, tengo miedo de que nos los quiten". Los desalojaron el año pasado de su casa de alquiler

Llevan cinco meses viviendo en su coche, lo único que les queda, tras echarles de su vivienda
Llevan cinco meses viviendo en su coche, lo único que les queda, tras echarles de su vivienda

Según recoge Informativos Telecinco, la historia de estos padres de Alzira, Valencia, es de las que rompe el corazón. Llevan cinco meses viviendo en su coche, lo único que les queda, porque les echaron de su vivienda de alquiler. Tienen dos hijos, el pequeño de solo nueve meses, que afortunadamente pasan mucho tiempo con los abuelos. No quieren limosna. Solo una ayuda que les dé un empujón para empezar de nuevo.

“Nos desvivimos por nuestros hijos, tengo miedo de que nos los quiten. Nunca hemos dependido de nadie, siempre hemos salido adelante conforme hemos podido. Pero ahora que necesitamos una pequeña ayuda, que no llega”, se lamenta una madre que vive con su marido  y sus hijos pequeños en un cochedesde que les desalojaron de su casa en Alzira, Valencia, señala la pareja en declaraciones al diario Levante.

Ella y su pareja prefieren mantenerse en el anonimato. Ambos tienen unos 30 años y aseguran que siempre han salido adelante. Hasta que todo se truncó. Él cuenta que el año pasado cuando acogieron a su hermana en su casa del alquiler porque tenía complicaciones económicas y les echaron.

Como a todos los padres lo que más les preocupa son sus hijos. El pequeño tiene solo nueve meses. Explican al diario El Levante que pasan mucho tiempo con los abuelos porque un coche no es lugar para ellos. En invierno hace frío y en verano calor. Además si abres un poco las ventanas entran bichos.

Él padre ha encontrado un trabajo pero es solo temporal. Ella está terminando un curso de peluquería, con la esperanza de que esta profesión le brinde nuevas oportunidades. “No queremos que nos mantengan, simplemente lo justo para que podamos volver a empezar, pero ni eso tenemos. Nos sentimos defraudados por las instituciones", asegura la joven. Él insiste en que “sólo necesitamos la casa y la ayuda para hacer frente a dos meses de alquiler que nos habían prometido”. De momento, van tirando con la ayuda de Cáritas y otras instituciones que se han volcado con esta familia.

Más información en vídeos 
Comentarios