miércoles 13.11.2019

Juan, fundador de Cabify, un caso raro: vive en un piso de 60 metros aunque su compañía vale 1.200 millones

En solo cuatro años, su empresa dedicada al alquiler de vehículos con conductor, ha conseguido dar trabajo a casi 2.000 personas y está en permanente expansión

Juan, fundador de Cabify, un caso raro: vive en un piso de 60 metros aunque su compañía vale 1.200 millones - EL ESPAÑOL
Juan, fundador de Cabify, un caso raro: vive en un piso de 60 metros aunque su compañía vale 1.200 millones - EL ESPAÑOL

Según informa Beatriz Yubero en EL ESPAÑOL, a sus 39 años Juan de Antonio es el fundador de Cabify, una plataforma tecnológica de movilidad presente en 10 países y 35 ciudades de Latinoamérica, España - Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, y Valencia-  y Portugal, valorada en 1.200 millones de euros. Se trata de una aplicación móvil que ofrece la posibilidad de disfrutar de vehículos exclusivos y de diferentes gamas, entre las que encuentran vehículos estándar, familiares, para grupos o de lujo, para el traslado personal.

El usuario puede controlar en todo momento la ubicación a través del móvil y el pago, que se realiza mediante tarjeta de crédito o Paypal, se contabiliza por trayecto, independientemente del tráfico y sin realizar ninguna transacción con el conductor, que va incluido en el alquiler. Esto supone una clara ventaja frente a otras opciones, como el taxi. “Nuestro objetivo principal es reemplazar el vehículo particular. Nosotros no tenemos una guerra contra el taxi, como se cree popularmente”, explica a EL ESPAÑOL el empresario.

Son las nueve de la mañana y Juan -como insiste en que le llamemos- ya ha sacado a pasear a sus dos perros; uno es un cruce de labrador y otro de pastor belga. Él y su esposa los rescataron de las calles de Ciudad De México, donde se conocieron y residieron durante tres años mientras desarrollaba su filial en el país centroamericano. “Mi esposa, que es vegana y se preocupa mucho por los animales, dedica gran parte de su tiempo a ayudar en refugios caninos. Ellos marcan bastante nuestro día a día. A primera hora salgo a pasear con ellos por la Dehesa de la Villa y después me voy al trabajo, donde echo más horas de las que debería”, explica a EL ESPAÑOL el empresario.

La Dehesa es el parque más cercano a su casa. Sorprendentemente su vivienda tiene 60 metros cuadrados y cuenta con un dormitorio. En el salón un hilo de luz conduce directamente hasta una pequeña terraza, que asoma directamente al humilde distrito madrileño de Tetuán, a pocos minutos de la parada de metro de Alvarado. Es el mismo edificio donde se crió y donde aún residen sus padres. Un lugar que él mismo define como el espacio de confort que le permite mantener los pies en la tierra: “A veces en la farmacia me preguntan: ¿Cómo va la empresa? Pero mi día a día es totalmente normal. El trabajo no te define como persona y en el barrio tengo un perfil bastante bajo. Anteriormente he residido en Vallecas y de alquiler en el distrito de Chamberí”. A diferencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias con quien la empresa ha mantenido un intenso debate en las últimas semanas a través de redes socialesy cuya residencia se encuentra en Galapagar. Concretamente la pareja de Podemos ha adquirido recientemente un lujoso chalet valorado en 600.000 euros.

Juan de Antonio mantiene los pies en la tierra. Por eso cada día camina 35 minutos hasta su oficina, situada en la calle Pradillo 42, -la antigua sede del periódico El Mundo-, aunque en los días de lluvia opta por el 43 –número del autobús- o un Cabify, ya que como comenta, le preocupa el medio ambiente. Esta es la razón por la cual, aunque tiene carnet de conducir, no dispone de vehículo propio.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios