martes 20/10/20

José Antonio sí fue 'víctima' de la guerra: por qué el PSOE no sacará a Primo de Rivera del Valle de los Caídos

- La condición de víctima del fundador de Falange ha llevado al PSOE a decidir "una reubicación" dentro de la propia basílica.

- José Antonio Primo de Rivera fue fusilado en Alicante el 20 de noviembre de 1936.

José Antonio sí fue 'víctima' de la guerra: por qué el PSOE no sacará a Primo de Rivera del Valle de los Caídos - EL ESPAÑOL
José Antonio sí fue 'víctima' de la guerra: por qué el PSOE no sacará a Primo de Rivera del Valle de los Caídos - EL ESPAÑOL

Según informa Daniel Ramírez en EL ESPAÑOLPedro Sánchez se ha comprometido: sacará a Francisco Franco del Valle de los Caídos antes de que muera julio. El presidente del Gobierno ha preferido aparcar otras dos asignaturas pendientes: la resignificación del mausoleo y la tumba de José Antonio Primo de Rivera. El nombre del dictador ha capitalizado el debate y ha convertido al fundador de Falange en ese vecino del tercero que está ahí, pero que pocos recuerdan.

Con la Memoria Histórica de Zapatero en la mano, tanto una lápida como la otra incumplen la ley. Ambas suscitan peregrinaciones y salvas al régimen, una "exaltación" prohibida desde 2007. Entonces, ¿por qué Sánchez ha evitado a Primo de Rivera en sus discursos y lo ha apartado del proyecto que quiere consumar este verano? ¿Qué hará para evitar los homenajes? Según ha confirmado este diario de fuentes socialistas, el PSOE no moverá de Cuelgamuros al inventor del fascismo español "ni durante esta legislatura ni nunca". Lo impide su condición de víctima. Eso sí, "se le retirará del altar" para anular su "preeminencia sobre el resto". Así, concibe el Gobierno, se evitará esa "exaltación". ¿Cuándo? "No dará tiempo antes de las elecciones".

La condición de asesinado del timonel de Falange complica el debate. Fue fusilado en Alicante por los republicanos el 20 de noviembre de 1936. Por tanto, él sí -y no Franco- se ajusta semánticamente a aquello para lo que fue concebido el Valle. El informe de los expertos encargado por Zapatero en 2011 -y que ahora suscribe Sánchez- reconoce las dificultades que entrañaría trasladar a Primo de Rivera y apuesta por una mudanza interna: "Dada la igual dignidad de los restos de todos los allí enterrados, los suyos no deben ocupar un lugar preeminente en la Basílica". Y el líder de los camisas azules se encuentra "a pie del altar".

¿Qué dice la familia?

José Antonio Primo de Rivera y Urquijo, sobrino nieto del primer falangista, cuenta a EL ESPAÑOL que todavía no ha habido contactos con Moncloa: "Estamos dispuestos a hablar. Negociar siempre, por supuesto". Sobre el cambio de sitio de los restos, afirma: "Cuando se nos diga qué quieren hacer exactamente, la familia consensuará una opinión".

Primo de Rivera y Urquijo se define como "joseantoniano", pero asevera que no es falangista: "Creo que la figura de mi tío no ha sido bien comprendida por la Historia. Si algo bueno tiene todo esto es que ahora se volverá a hablar de él".

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios