jueves 21.11.2019

Los indicios acorralan al asesino de Susqueda: así cree el juez que mató a la pareja de jóvenes

Jordi Magentí continuará imputado por la muerte violenta de la pareja y será juzgado por un Jurado. La foto de una visitante sirvió para identificar al presunto asesino del pantano de Susqueda

Los indicios acorralan al asesino de Susqueda: así cree el juez que mató a la pareja de jóvenes
Los indicios acorralan al asesino de Susqueda: así cree el juez que mató a la pareja de jóvenes

Según informa Carmen Lucas-Torres en EL ESPAÑOL, la última vez que los familiares de Paula Mas y Marc Hernández tuvieron noticias de ellos fue la mañana del 24 de agosto de 2017, cuando la madre de Paula recibió un Whatsapp de su hija, quien se encontraba con su novio en el pantano de Susqueda (Gerona). Un mes más tarde, el 26 de septiembre de 2017, los cadáveres de la pareja aparecieron desnudos en la misma playa. 

Tan solo ellos dos y su asesino vivieron lo que ocurrió esa mañana, pero el juez cree que hay indicios suficientes para considerar que Jordi Magentí acabó con la vida de Marc Hernández con tres disparos y la de Paula Mas con un disparo en la cabeza. Posteriormente, habría desnudado a los cadáveres, los habría subido a su propio Kayak y tras atarlos a dos mochilas lastradas con piedras, los habría arrojado al agua del pantano con la intención de hacerlos desaparecer. 

Por eso, el titular del Juzgado de Santa Coloma de Farners le ha imputado como presunto autor de un delito de asesinato u homicidio, según ha acordado en un auto en el que acuerda la continuación del procedimiento para su enjuiciamiento por un jurado. 

Todos estos indicios le acorralan:

El único que se encontraba allí

De las investigaciones realizadas hasta la fecha se infiere que Jordi Magentí Gamell era la única persona, además de las víctimas, que se encontraba en la playa de la Rierica, que se considera escenario de los hechos.

Un elemento clave para saber que se encontraba allí es su coche, un Land Rover Defender Blanco. Aunque el coche pertenece a su tío, él lo conducía habitualmente, según su propia declaración y la de sus familiares. Tanto un testigo como las imágenes de la cámara de seguridad de la presa sitúan el coche en el aparcamiento próximo a la Rierica entre las 9.46 horas y al menos hasta las 12.26 horas, el lugar donde solía aparcar cuando iba a pescar a la zona.

Su declaración

Durante la declaración judicial del investigado, éste dio algunos datos de manera espontánea que le comprometieron, incluso habiendo sido advertido de que tenía derecho a guardar silencio. Por un lado, dijo que estuvo pescando en la Rierica el día de los hechos y corrobora que el coche que estuvo aparcado en la pista de la Pedrera a la altura de la playa es su Land Rover. Además, afirmó que había oído unos disparos: "(…) Sí que un día, y no sé si era ese 24, que yo oí unos disparos, sí, esto sí que es verdad, pero yo estaba a ras de agua pescando(…).”, dijo.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios