Martes. 12.12.2017
El tiempo

Un hospital “toma como rehén” a un bebé porque sus padres no pueden pagar su tratamiento

Un hospital “toma como rehén” a un bebé porque sus padres no pueden pagar su tratamiento
Un hospital “toma como rehén” a un bebé porque sus padres no pueden pagar su tratamiento
Un hospital “toma como rehén” a un bebé porque sus padres no pueden pagar su tratamiento

Según recoge Informativos Telecinco, los padres de la pequeña Ayda Ward, que nació tres meses antes de lo esperado, denuncian que no les permiten salir del país hasta que la deuda por el tratamiento de su hija sea costeada, según informa Mirror.

Los padres de una niña que nació inesperadamente durante unas vacaciones en Turquía denuncian que la han “tomado como rehén” en el hospital porque ellos no podían pagar los más de 100.000 euros de gastos médicos que el nacimiento y tratamiento de la bebé prematura había ocasionado.

Adele Blake y Brandon Ward se quedaron perplejos cuando Adele se puso de parto tres meses antes de lo previsto durante unas vacaciones en Marmaris, Turquía. Su hija, Ayda, nació por cesárea y estuvo semanas siendo tratada en el hospital.

Pero la felicidad de los padres se tornó en dolor cuando se enteraron de que no podían llevarse a la niña, para lo que incluso llegaron a involucrar a la policía, según The Sun.

Sus progenitores denuncian que el hospital se negó a dejarles salir, incluso cuando la niña estaba lista para hacerlo, hasta que la deuda por el tratamiento de la pequeña, que ascendía a una cantidad superior a 1.200 euros por día, quedara saldada.

La recién nacida pasó 77 días antes de estar recuperada para poderse marchar a casa después de semanas de disputas con su compañía de seguros.

Adele, de 28 años, le contó al periódico que el tratamiento que recibieron fue "cruel" y añadió: "Solo podía verla durante diez minutos al día y no me dejaron alimentarla, solo pude abrazarla dos veces en todo el tiempo que estuvo en el hospital.”

La madre ha denunciado que no dejaron entrar a su marido en la habitación cuando tenían retenida a su hija y que no le dejaron tampoco estar presente en el parto.

Desesperada, la madre de Brandon, Karen, creó una página en GoFundMe para que quien quisiera ayudara a la pareja a costear la alta deuda.

En agosto, más de dos meses después de que Ayda hubiera nacido, la angustiada Adele escribió en Facebook: "Disgustados por la forma en que nos trataron tanto la compañía de seguros como el hospital.

"Los del seguro se niegan a pagar o incluso a cobrar hasta que lleguemos a casa y al hospital no deja salir a nuestra hija hasta que se haya recibido el pago.”, añadió.

Más información en vídeos 
Comentarios