viernes 25/9/20

El harén de Paco, contado por una víctima: la Costa del Sol, el paraíso para las sectas

De las 300 que hay por todo el país, al menos la mitad operan en las calurosas tierras malagueñas. Son ya 500.000 los afectados. El ayuntamiento de Marbella tiene el único servicio público en España que atiende a víctimas de sectas. Allí hay sol, playa, montaña, diversidad cultural, mucho turista… Se trata del lugar perfecto

El harén de Paco, contado por una víctima: la Costa del Sol, el paraíso para las sectas - EL ESPAÑOL
El harén de Paco, contado por una víctima: la Costa del Sol, el paraíso para las sectas - EL ESPAÑOL

Según informa Brais Cedeira en EL ESPAÑOL, "Ahora tienes que aprender”. Paloma (nombre ficticio) conserva el recuerdo de la primera vez que vio las orgías del líder de la secta Dharma Tradición, Francisco Miguel Martínez Martín, Paco para los amigos. Lo conserva como si se lo hubieran tatuado con un hierro en la espalda y tuviese que vivir con la cicatriz. Tenía solo 13 años cuando lo vio manteniendo relaciones sexuales con dos personas de su familia. “Me metió en el cuarto con un banquito. Me dijo: siéntate aquí. Luego entró con mi tía y con mi prima y empezaron a tener sexo delante mía. Pero sexo muy duro. Las pegaba, les daba latigazos. Las golpeaba”.

Paco llevaba treinta años manteniendo un harén de mujeres y hombres hacinados en distintos pisos de Málaga, totalmente sometidos a su voluntad. A partir de ahí empezaron los abusos sexuales a Paloma. Ahora, sentada en un sillón de su casa de la ciudad andaluza, cuenta la pesadilla de la que le costó tanto despertarse. De la que tanto le costó escapar.

-Yo fui la primera niña de él, la primera con la que abrió esa veda.

El suyo no es un caso aislado. Sucedió en el lugar que diversos investigadores en la materia consideran la zona más caliente de España en cuanto a la actuación de la sectas. De las playas de Estepona, a los hoteles de Marbella, a las calles soleadas de Málaga, la costa del Sol está considerada el paraíso de las sectas en España. De las 300 asociaciones de este tipo que hay diseminadas por todo el país, al menos la mitad operan en las calurosas tierras malagueñas. Son ya 500.000 los afectados en todo el estado. En Málaga hay sol, playa, mar, montaña, diversidad cultural, decenas de nacionalidades diferentes… Se trata del lugar perfecto. Un tesoro de lujo preparado como cebo para los embaucadores y los líderes que se erigen a sí mismos en figuras totémicas a las que prestar una veneración absoluta.

Paloma entró en la secta Dharma Tradición de la mano de su tía y de su prima. Apenas tenía siete años cuando ambas empezaron a hablarle de las enseñanzas de aquel “hombre maravilloso”, aquel gurú. Un fin de semana, a principios del año 2000, su tía le dijo: “Vamos a ir a casa de un amigo. ¿Quieres conocerle?”. Era verano, 16 de agosto. Paloma tenía 10 años. Desde entonces, y hasta los 17, llegaba el fin de semana y Paloma le decía a su madre que se iba a la casa de la tía y de la prima. En realidad, los pasaba dentro del lujoso dúplex de Paco junto al resto de adeptos que vivían allí encerrados. Allí le comieron el coco.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios