jueves 05.12.2019

Hallan 384 kilos de cocaína escondidos en el brazo hidráulico de una excavadora

El cargamento de droga está valorado en una millonada y los agentes lo han descubierto tras someter la máquina a rayos X

Hallan 384 kilos de cocaína escondidos en el brazo hidráulico de una excavadora
Hallan 384 kilos de cocaína escondidos en el brazo hidráulico de una excavadora

Según recoge Informativos Telecinco, la policía australiana se ha incautado aproximadamente de 384 kilogramos de cocaína escondidos en una excavadora cerca del Territorio de la Capital Australiana (frontera ACT). El cargamento, con un valor estimado de 140 millones de dólares, se escondió en una máquina que se dirigía a un pequeño negocio en Nueva Gales del Sur.

La excavadora Caterpillar de 20 toneladas, procedente de Sudáfrica, fue interceptada por funcionarios de la Fuerza Fronteriza Australiana a su llegada a Australia. Según ABC News, los agentes se encontraron con la excavadora y la transfirieron a Port Botany para que la sometieran a rayos X que descubrieron las drogas ocultas dentro del brazo de elevación hidráulico de la maquinaria.

El oficial de policía (CPO) de la policía de ACT, Ray Johnson, señaló que "este grupo pensó que traer drogas a nuestro distrito en este tipo de maquinaria evitaría el interés de la policía. Qué equivocados estaban". La policía estimó que la cantidad total de cocaína habría derivado en cerca de dos millones de de ventas en las calles, la mayoría de las cuales habrían ocurrido en el ACT.

La Comisionada Adjunta de Operaciones de la Fuerza Fronteriza Australiana, Sharon Huey, admitó que la forma en que se ocultaban las drogas en la maquinaria de segunda mano era "muy profesional". "Con la ayuda de la Policía Federal de Australia cortamos el brazo de la excavadora, donde encontramos 384 paquetes de cocaína, cada uno de los cuales pesaba alrededor de un kilogramo. Este es un encubrimiento increíblemente sofisticado, porque por fuera la excavadora tenía un aspecto muy normal", explicó.

Dos individuos, Timothy Engstrom, de 34 años, y Adam Hunter, de 33, han sido acusados de importar una cantidad comercial de una droga controlada. Ya han declarado ante el Tribunal Local de Queanbeyan, Nueva Gales del Sur, a través de videoconferencia. La pareja no solicitó la libertad bajo fianza y ha sido remitida bajo custodia hasta su próxima audiencia en la corte en septiembre.

Más información en vídeos 
Comentarios