sábado 11.07.2020

Los grafiteros aterrorizan a los conductores de metro con piedras y pistolas Taser

- Son grupos de entre 10 y 30 jóvenes que llegan a parar los trenes para hacer sus pintadas.

- Amenazan con bates de beisbol y lanzan gas pimienta en los vagones.

Los grafiteros aterrorizan a los conductores de metro con piedras y pistolas Taser - EL ESPAÑOL
Los grafiteros aterrorizan a los conductores de metro con piedras y pistolas Taser - EL ESPAÑOL

Según informa David López Frías en EL ESPAÑOL, “Estamos en un estado de indefensión absoluta. Nos amenazan, nos pegan... y así no se puede trabajar”. Lo denuncia un conductor del metro de Barcelona. Y no habla sólo por él, sino por todos los compañeros que trabajan en la red de trenes subterráneos de la ciudad. Sean motoristas (maquinistas), mecánicos, personal de mantenimiento o de seguridad. Todos ellos se sienten amenazados por las bandas de jóvenes grafiteros que se dedican a pintar los trenes.

Porque ya no se trata de que pinten; ahora, además de la pintada, es habitual que cometan otros actos vandálicos. Que destrocen el tren y que, si lo requiere la ocasión, agredan a algún operario. Denuncian los trabajadores de las estaciones que, en los últimos tiempos, los grafiteros cada vez son más agresivos. “Pedradas, insultos, golpes con palos y amenazas con pistolas eléctricas. Eso es lo que tienen que sufrir los compañeros día a día. Y no solamente ellos; al pasaje también lo amenazan”, cuenta Ángel González, del sindicato de trabajadores de metro de Barcelona Solidaritat Obrera.

“Quince grafiteros apedrean el vagón del metro tras pintarlo”, “Unos grafiteros agreden a unos vigilantes del metro”, “Los grafiteros echan gas pimienta dentro de un vagón”  o “Los trabajadores del metro de Barcelona denuncian que los grafiteros les amenazan con pistolas Taser (eléctricas)” son algunos de los titulares que se han escrito en Barcelona en este último año sobre este colectivo.

Barcelona y Madrid son las dos ciudades con una red de metro más grande y las que tienen más trenes. También son las dos ciudades en las que más grafiteros que pintan los vagones. Pero es en Barcelona donde se están registrando más actos vandálicos aparte del propiamente dicho que es firmar el tren. Porque al final, el objetivo es ese: poner una firma con spray en un vagón.

La agresividad de las nuevas hornadas

¿Quién pinta esos trenes? Son bandas de jóvenes de entre 16 y 30 años, aunque algunos de los grafiteros más famosos en las redes y cuyas hazañas han trascendido más, pasan ampliamente esa edad. La mayoría de sus miembros proceden del extrarradio de la ciudad. Son jóvenes de los suburbios, de Cornellà, de L'Hospitalet o de las comarcas próximas a la capital.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios