martes 19.11.2019

Fernando Tejero: 'Hacienda me trata de delincuente por ser artista y los políticos ladrones sonríen en la tele'

“No me arrepiento de haber dicho que voto a Podemos, aunque me hayan llamado ‘rojo de mierda’” / “No soy ningún millonario, soy de barrio: si no he tenido un hijo ya es porque me da miedo no poder darle un futuro”

Fernando Tejero: 'Hacienda me trata de delincuente por ser artista y los políticos ladrones sonríen en la tele' - JORGE BARRENO / EL ESPAÑOL
Fernando Tejero: 'Hacienda me trata de delincuente por ser artista y los políticos ladrones sonríen en la tele' - JORGE BARRENO / EL ESPAÑOL

Una entrevista de Lorena G. Maldonado publicada en exclusiva en EL ESPAÑOL

Fernando Tejero (Córdoba, 1967) es más que un actor de médula: también un hombre de palabra y de memoria. Saltó del mostrador de una pescadería a las tablas de Madrid y sabe bien lo que es hacer malabares. Quizá por eso guarda cierta lealtad a un concepto que suena antiguo, “conciencia de clase”.Le quisimos por algo muy puro: nos hizo reír hasta la lágrima, pero también es capaz de herirnos, de arrugarnos el gesto. Ahora, en La cantante calva -que cierra en La Latina su gira por toda España, hasta el 24 de junio- se pone tan absurdo y descacharrante que nos arrastra a la tristeza. La obra de Ionesco es una foto de la vida: viene a decir que la comunicación es ficticia, que en este ring estamos solos, que nunca nos entenderemos.

Tejero, sabiendo todo esto, pelea con dignidad su lugar en el mundo: no se achanta en decir que es homosexual, que vota a la izquierda, que trabaja de lunes a domingo y no es rico, que sueña con tener un hijo pero que le preocupa no poder darle un futuro. Ya no viene "el coco", viene el monstruo de Hacienda. Dice que declara sus impuestos encantado, pero le hace daño que nos roben los mismos que deberían cuidarnos... mientras sonríen desde la tele. 

Me dices que La cantante calva es una crítica a la incomunicación. Sí. ¿Que cuáles son los temas ahora mismo en España en los que parece que hablamos en otro idioma entre nosotros? Bueno, es un momento complicado. Lleva pasando tiempo. Creo que no nos entendemos, pero por una falta de comunicación… de otro tipo. Del tipo de comunicación que denuncia Ionesco en esta función: la de mirarse a los ojos, la de tocarse, la de sentirse. Lo de los móviles no es comunicación, o quizá es una forma demasiado fría: para mí no son más que una forma de alertar, de decir “aquí estoy”.

En la televisión, y en según qué tipo de prensa… se hacen cortinas de humo para que no nos lleguen los grandes problemas que tenemos. Nos entendemos poco y en pocas ocasiones. Estamos en un momento en el que intentamos buscarle el morbo a los problemas, y me parece una forma de llamar la atención, ¿no? Esto es una opinión mía muy personal. Pienso que nos da miedo mirarnos a nosotros mismos y ponemos la paja en el ojo ajeno. Cuando uno no se mira ni se escucha a uno mismo no puede hacerlo con el otro. Aunque la tecnología avance y está muy bien… nos está atrapando y nos está incomunicando más.

Sigue leyendo esta entrevista completa en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios