Miércoles 17.10.2018

Esta es la técnica contra la 'grasa mala' que promete acabar con la obesidad

La 'grasa buena' ha demostrado ser capaz de quemar gran parte de las calorías corporales. Un nuevo trabajo sugiere que aumentar su cantidad en el organismo podría servir contra la obesidad

Esta es la técnica contra la 'grasa mala' que promete acabar con la obesidad
Esta es la técnica contra la 'grasa mala' que promete acabar con la obesidad

Según informa Roberto Méndez en EL ESPAÑOL, durante los últimos años, las diversas investigaciones sobre obesidad han llegado a la conclusión de que no toda la grasa corporal es igual: existe "grasa buena" y "grasa mala", dos acepciones que si bien no son del todo correctas, pueden acercarnos un poco al concepto que pretenden transmitir estos trabajos.

La "grasa buena" sería la grasa marrón o parda, un tipo de grasa con el potencial de quemar energía en lugar de almacenarla. De hecho, la "grasa mala" o grasa blanca es la que tiene como objetivo almacenar energía y, por tanto, aumentar el peso corporal, aunque las funciones de ambos tipos de grasa son más complejas que esta descripción simplista.

Ahora, un grupo de investigadores ha desarrollado un nuevo enfoque antiobesidad basándose en este concepto de grasa buena y grasa mala: convertir la grasa blanca o grasa mala en grasa marrón o grasa buena, con el objetivo de ayudar al organismo a quemar calorías más rápido.

Más grasa marrón contra la obesidad

Aunque hasta el momento tan solo ha podido probarse este concepto en células humanas en laboratorio y en ratones, los investigadores sugieren en su nuevo trabajo publicado en Scientific Reports que la técnica podría aplicarse a seres humanos sin problemas.

Así lo afirma Brian Gillete, investigador en el NYU Winthrop Hospital, fundador de la startup Ardent Cell Technologies y responsable de este nuevo trabajo. Su idea es, de forma simplificada, manipular la grasa blanca fuera del organismo y devolverla como una especie de autotrasplante en forma de grasa marrón. De hecho, este método evitaría, por un lado, el consumo de medicamentos para disminuir el peso corporal y sus potenciales efectos adversos así como la conocida cirugía bariátrica, que tampoco está exenta de riesgos.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios