jueves 18.07.2019

Envía a un pájaro herido al veterinario en un Uber porque él estaba borracho

Había encontrado un jilguero que no podía volar y llamó a un refugio de animales que le pidieron que lo llevara hasta allí, pero él no estaba en condiciones de conducir

Envía a un pájaro herido al veterinario en un Uber porque él estaba borracho
Envía a un pájaro herido al veterinario en un Uber porque él estaba borracho

Si para salvar una vida, hay que rascarse el bolsillo, se hace, aunque sea la de un pequeño pájaro caído de un nido. Eso es lo que pensó Tim Crowley, un joven de Utah, en el oeste de Estados Unidos, que el pasado fin de semana decidió contratar los servicios de un Uber para que trasladara a un diminuto jilguero hasta un refugio de animales.

La historia comenzó cuando Tim Crowley quedó a comer con sus amigos en casa de uno de ellos. La barbacoa fue la excusa para un día entre colegas en el que no faltaron las cervezas y los mojitos. Y así, poco a poco, el grupo se fue emborrachando mientras pasaban alegremente la jornada.

Pero, en un momento dado, Tim vio que un pajarillo había caído desde un árbol y que no podía levantar el vuelo. Se acercó, le hizo una foto y se la envió por su teléfono móvil al refugio de animales salvajes del norte de Utah, preguntándoles qué hacían con él. La respuesta no se hizo esperar y desde el refugio le pidieron que les llevara al jilguero.

Bebedores responsables

Sin embargo, Tim y sus amigos ya se habían bebido unas cuantas cervezas y eran conscientes de que no podían conducir. Tal y como han explicado a la CNN, decidieron pedir los servicios de un Uber para que trasladara al pájaro hasta el refugio para que lo atendiera un veterinario. El primer coche que llegó se negó a aceptar el servicio, pero el segundo aceptó.

Ese coche estaba conducido por Christy Guynn, una joven conductora que puso al cliente más especial de su carrera en una caja para que viajara cómodamente: "El único ruido que hizo fue cantar. Supongo que se alegró cuando apagué el aire acondicionado y bajé las ventanas un poco. Definitivamente creo que hacía demasiado frío para él".

Los responsables veterinarios del centro han explicado a través de su cuenta de Facebook, que el jilguero tenía menos de dos semanas y han agradecido el gesto de Tim: "Aunque creamos que lo hemos visto todo y no nos puede sorprender nada, siempre hay ALGUIEN para demostrarnos que estamos equivocados".

Más información en vídeos 
Comentarios