jueves 29/10/20

Entra en el quirófano para hacerse una liposucción y acaba con una pierna amputada

Entra en el quirófano para hacerse una liposucción y acaba con una pierna amputada
Entra en el quirófano para hacerse una liposucción y acaba con una pierna amputada

Según recoge Informativos Telecinco, Mariela Ayala es una mujer argentina que quería hacerse un regalo especial por su 31 cumpleaños. De este modo, y tras conocer una oferta de un cirujano, decidió que ese regalo sería una liposucción. El problema vino cuando estaba en el quirófano, ya que el proceso terminó para ella con la amputación de una pierna.

“Estaba por cumplir 31 y pensé en regalarme algo. Hace tiempo que quería hacerme una liposucción así que busqué por Internet cirujanos y di con un doctor que me ofreció una promo por mi cumpleaños: además de sacarme la grasa de la panza me ponía el excedente en la cola. Todo me costaba 30.000 pesos –unos 1.300 euros–. Le dije que sí”, ha indicado Ayala a Clarín.

Así, la protagonista ha relatado al medio argentino que tras la operación sufrió una infección generalizada que le mantuvo 10 días en coma inducido. Fue ahí cuando los médicos tuvieron que amputarle su pierna derecha. “Me amputaron de la rodilla para abajo, era eso o morirme”, ha comentado Mariela. Ahora, tiene que aprender a caminar con una prótesis.

Los hechos, según la mujer, ocurrieron muy rápido, ya que fue a la consulta del cirujano por primera vez el 5 de junio y el 13 ya estaba siendo operada. Tras ello, ha relatado que se sentía muy hinchada, pero que el médico le dijo que todo entraba dentro de lo normal. El dolor no remitió y “se volvió insoportable”.

Y tras no poder caminar, tener mucha fiebre y no recibir contestación a los mensajes que le había enviado al médico, Mariela decidió llamar a una ambulancia. De este modo fue trasladada e ingresada al Hospital Churruca, suceso que ella misma asegura que no recuerda más que algunos “flashes: escenas de una película de terror”.

Tras 10 días en coma inducido por el shock séptico que había sufrido, los médicos permitieron que sus padres entraran a su habitación hasta tres veces, todo porque no pensaban que fuese a sobrevivir. Los especialistas pensaron en amputarles las dos piernas, un brazo y una muñeca; pero gracias a un antibiótico que le hizo efecto, sólo tuvieron que amputarle la pierna derecha.

La mujer ha explicado ese momento asegurando que “me dicen que se veía negra y que la cortaron por miedo a que la infección subiera. Era eso o morirme”. “Cuando vi que me faltaba la pierna lloré, grité y dije que prefería morir a eso. Pero con el apoyo y la contención de mi familia y amigos de a poco empiezo a salir adelante”, ha dicho.

Tras todo ello, el último capítulo del drama para Mariela ha tenido lugar en el Juzgado de Instrucción en lo Criminal Nº25. Allí la mujer ha denunciado al médico que le realizó la cirugía: “Contra el médico J.C. y/o contra quien resultara penalmente responsable del delito de lesiones gravísimas”. “Las lesiones fueron causadas en una intervención quirúrgica de liposucción con amputación del miembro inferior derecho”, se puede leer también en la denuncia.

Más información en vídeos 
Comentarios