lunes 18/1/21

Ángela, meses con morfina a la espera de una extirpación del páncreas que no llega por la covid

El equipo de dirección médica no le da quirófano por la pandemia
Ángela, meses con morfina a la espera de una extirpación del páncreas que no llega por la covid
Ángela, meses con morfina a la espera de una extirpación del páncreas que no llega por la covid

Según recoge Informativos Telecinco, Ángela Sánchez tiene 34 años, pero su páncreas parece triplicarle la edad y se deteriora cada día que pasa. El dolor es insufrible y solo los opiáceos alivian la espera de una operación altamente complicada que se demora por el efecto de la pandemia del coronavirus, según argumentan desde el Servicio de Atención al Usuario del hospital Negrín.

"Y eso que estamos en la comunidad donde la epidemia se nota menos. Si estuviéramos en Madrid, no sé cómo sería", lamenta la joven que está en lista de espera desde el 9 de julio para la extirpación total de su páncreas; la única y radical solución que le queda por el grave deterioro que sufre el órgano.

Hace más de un año que sus lacerantes y recurrentes pancreatitis se cronificaron. Ha tenido nueve desde 2017. En julio, tras multitud de pruebas, el equipo médico del hospital Negrín que la estudiaba decidió practicarle una pancreatectomía total para acabar con su tormento.

La paciente explica en medios locales que el cirujano digestivo que la trata le informó que en agosto, tras sus vacaciones, solicitaría un quirófano para su intervención: "Él hace todo lo posible por operarme, pero desde el equipo de dirección médica no le dan quirófano para mí, solo para pacientes oncológicos".

El argumento coincide con la respuesta que recibió Sánchez a una solicitud presentada al hospital a principios de septiembre: "Lamentablemente en la actual situación extraordinaria de la pandemia de covid solo se están operando a pacientes oncológicos. Está en lista de espera con criterios de prioridad alta", explica en el documento el jefe del Servicio de Cirugía General del hospital Negrín.

En los primeros días de octubre, Sánchez presentó al Servicio de Atención al Usuario del centro sanitario otro escrito solicitando la agilización de su intervención y sigue a la espera de respuesta. También ha adoptado la costumbre de llamar para recordar su caso. "Me comunico cada viernes con el servicio de lista de espera y las secretarias solo me pueden decir que sigo sin obtener quirófano", dice la paciente.

Ayuda psicológica para superar la situación

Confiesa que la operación le aterra. Será una intervención de más de diez horas y con un riesgo muy alto. "Me da miedo, pero dejarlo ir va a ser peor. Cuanto más tiempo pasa, las posibilidades de tener complicaciones se amplían", cuenta Sánchez que está recibiendo ayuda psicológica para superar su enfermedad y la imposibilidad de llevar una vida relativamente normal.

"No puedo más. Nadie me atiende y solo me dan excusas. Después de 15 años trabajando y cotizando, no tengo ayuda", comenta la enferma que, sin embargo, destaca el apoyo moral que recibe de su médico de cabecera quien, como todos, no logra entender qué está pasando.

"No solo los pacientes de covid y oncológicos tienen patologías mortales o que se puedan complicar. Creo que mi situación no está siendo valorada con la gravedad que tiene y pido que actúen lo antes posible antes de que sea tarde", explica Sánchez, convencida de que ella no es la única persona de Canarias cuya vida pende de un hilo cada vez más fino por culpa de la epidemia.

Comentarios