miércoles 28/10/20

Una joven madre lleva cuatro años vomitando 30 veces al día por una grave enfermedad

El calvario de Jessica conmociona a medio mundo
Neumólogos advierten de una segunda ola "significativa" de coronavirus en España
Una joven madre lleva cuatro años vomitando 30 veces al día por una grave enfermedad

Según recoge El Caso, Jessica lleva cuatro años viviendo una auténtica pesadilla. Vomita constantemente todo lo que come y bebe por culpa de una enfermedad rara, una dolencia que la ha llevado a estar este año hasta cuatro veces muerta clínicamente. Jessica, madre de un niño y comprometida con su actual pareja, está desesperada, ya que los médicos no saben qué más probar para intentar mejorar su situación.

Una inflamación del sistema digestivo crónica y de causa desconocida

Todo empezó en 2013, cuando a Jessica, con solo 23 años, le diagnosticaron la enfermedad de Crohn, una dolencia inflamatoria crónica y de causa desconocida con manifestaciones intermitentes que afectan principalmente al sistema digestivo.

Al principio, Jessica no notó demasiados cambios en su vida, más allá de algunos dolores, pero en 2016 la enfermedad empeoró de un día a otro. "“Me desperté un día y todo lo que comía y bebía lo devolvía", explica Jessica al diario The Sun.

Jessica Enferma Jessica Elliot, en una de sus múltiples estancias en el hospital / Elliot Family

"Las válvulas de mi estómago y esófago no funcionan en sincronización, así que en lugar de empujar la comida hacia abajo como se supone que deben hacer, actúan como una máquina de pinball y se mueven hacia arriba", añade.

Muere cuatro veces en ocho meses

Los médicos, desesperados, lo han intentado todo, hasta inyecciones de bótox en el estómago, pero nada funciona. La situación es desesperante, ya que hay días que Jessica vomita hasta 30 veces, lo que el impide en algunos momentos hasta beber agua. "Un día normal puede vomitar más de 30 veces, sangrardeshidratarse y experimentar calambres musculares severos", relata Josh, el prometido de Jessica. "Siento calambres en todo el cuerpo: manos, pies, hombros, mandíbulas... Es el peor dolor que he sentido nunca".

Jessica enfermaJessica, junto a su hijo Alfred, poco antes de caer enferma / Elliot Family

En enero sufrió un paro cardíaco después de que sus niveles de potasio cayeran a un nivel tan bajo que su corazón dejó de latir, lo que estuvo a punto de acabar con su vida.  "En ocho meses mi corazón se ha parado tres veces y mis pulmones también ha fallado una vez. Los médicos me han declarado muerta cuatro veces", relata Jessica.

Más información en vídeos 
Comentarios