miércoles 20.11.2019

Cómo dilatar la vagina para aumentar el placer y evitar el dolor en tus relaciones sexuales

A veces el dolor durante el sexo es debido a una tensión en el suelo pélvico. Dilatar la vagina puede ser la solución para disfrutar de tus relaciones

Cómo dilatar la vagina para aumentar el placer y evitar el dolor en tus relaciones sexuales - EL ESPAÑOL
Cómo dilatar la vagina para aumentar el placer y evitar el dolor en tus relaciones sexuales - EL ESPAÑOL

Según informa Ada Funes en EL ESPAÑOL, cuando una mujer no puede dilatar correctamente su vagina o tiene poca elasticidad, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas. Esto puede producirse en mujeres que sufren vaginismo o dispareunia. A ninguna mujer le gusta pasarlo mal cuando se tienen relaciones con su pareja, pero por ello no debemos de perder el buen humor, todo tiene solución. Por eso, es importante saber qué se puede hacer para dilatar la vagina de forma natural, con unos sencillos remedios caseros.

Los lubricantes son una opción y hay algunas marcas en el mercado que son verdaderamente buenas. El problema es que solo funcionan cuando se aplican, la vagina volvería a su tamaño poco después. En el caso de querer utilizar lubricantes, hay que prestar especial atención al producto que se va a adquirir. Muchos de ellos contienen perfumes o incluso alcohol, algo que puede resecar y dañar la vagina. 

Lo más recomendable es consultar con el ginecólogo o con un profesional de farmacia para que recomienden el producto. De esta forma, cualquier mujer se asegurará de que lo que va a comprar no solo servirá para su fin, sino que tendrá la calidad requerida.

No solo hay lubricantes para dilatar la vagina

Son diferentes factores los que llevan a la pérdida de elasticidad en la vagina. A pesar de ello, es posible mejorar notablemente realizando diferentes ejercicios. También se pueden poner en marcha otros remedios, como por ejemplo las bolas chinas, un clásico entre las mujeres.

Uso de productos de higiene íntima inadecuados, cambios hormonales o la menopausia son algunos de los condicionantes. Con ello se puede sufrir pérdida de elasticidad vaginal y molestias o dolor al tener relaciones de pareja. Se deben tomar medidas para poder mejorar esa condición y disfrutar al máximo de la penetración.

Los vibradores son una opción que se debe tener en cuenta. Además de ser placenteros, pueden resultar de gran ayuda. Se pueden llevar puestos mientras se hace alguna actividad. La vagina poco a poco se irá adaptando al nuevo tamaño. 
En este caso, no hay que tenerlo dentro mucho tiempo, unos minutos al día serán suficientes. Se debe tener constancia y utilizarlo a diario, para que poco a poco se consiga el objetivo.

Bolas chinas, ¿cómo utilizarlas?

Las bolas chinas, además de ser un juguete sexual, pueden ayudar mucho a conseguir el objetivo. Gracias a sus características, se puede mejorar notablemente la elasticidad vaginal además de tonificar los músculos de la zona.

Se pueden adquirir en sex shops o por Internet y ayudan a realizar los conocidos ejercicios de Kegel más fácil. Pueden ser utilizadas a diario en el día a día, teniéndolas dentro de la vagina durante unos minutos. Cuentan con la ventaja de que se pueden poner mientras se está trabajando, haciendo la compra, tomando algo o en casa simplemente, ya que nadie notará que las llevamos.

El uso de las bolas chinas es muy sencillo, hay que tener algo de paciencia y mucha limpieza. Antes de usarlas hay que lavarlas bien con jabón neutro y agua templada, para que no afecte al pH de la vagina. Además, deben estar completamente limpias para evitar correr el riesgo de una infección. En el mercado se pueden encontrar geles antibacterianos con los que se podrán limpiar las bolas chinas.

Una vez limpias se aplica una pequeña gota de lubricante con base acuosa para que la primera entre más fácilmente. Se introducirá poco a poco y se empujará con el dedo para que entre bien. No se debe sentir ninguna clase de dolor, además, para hacerlo hay que estar relajadas.

Cuando la bola haya entrado, hay que empujarla con el dedo. Iremos introduciendo el resto de bolas. En el mercado podemos encontrar modelos diferentes, de dos bolas un poco más grandes, de tres más pequeñas, etc. Es importante dejar el cordón por fuera, como si fuese un tampón. Esto permitirá su retirada de una forma mucho más fácil.

Se recomienda llevarlas puestas unos 20 o 30 minutos al día y mejor si se está en movimiento. Esto hará que poco a poco la vagina se vaya dilatando. Puede darse el caso de que las bolas se caigan. No hay que preocuparse, se retiran y en otro momento se vuelven a poner.

Cuando haya pasado el tiempo, se deben sacar poco a poco tirando del cordón con el que cuentan. Las bolas deben ser bien lavadas de nuevo para guardarlas en su caja. Se usará el jabón neutro o el gel antibacteriano, se secarán bien y se guardarán hasta el siguiente uso. Ni que decir tiene de la importancia de mantener una vagina cuidada y tratada para evitar infecciones. 

Los ejercicios de Kegel

Con los ejercicios de Kegel se consigue reforzar el suelo pélvico, muy útil para cualquier mujer. Por otro lado, con ellos se obtendrá una buena elasticidad vaginal. Esto permitirá tener sexo mucho más placenteras y sin preocupación por si pudiera haber dolor.

Como sucede con toda clase de ejercicios, la constancia es la clave para conseguir el éxito. De poco vale que se hagan una semana sí y otra no. Tener una mejor dilatación de la vagina no lleva demasiado tiempo, pero hay que realizar los ejercicios de Kegel a diario para conseguirlo.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios