jueves 12.12.2019

Le dijeron que era "muy joven para tener depresión" y ahora lucha por su vida

Tras una sobredosis de medicamentos
Le dijeron que era "muy joven para tener depresión" y ahora lucha por su vida
Le dijeron que era "muy joven para tener depresión" y ahora lucha por su vida

Según recoge Informativos Telecinco, más de 300 millones de personas de todas las edades sufren de depresión en todo el mundo y, a pesar de estas cifras, a menudo no se toma en serio esta enfermedad. Es el caso de Cariad Jarret, de 19 años, a quien los médicos se negaron a ayudar porque era "muy joven para tener depresión" y ahora lucha por su vida después de sufrir una sobredosis de medicamentos.

La adolescente ingresó en estado crítico en el hospital Royal Gwent de Gales el 1 de noviembre. En su octavo día en coma su situación empeoró aún más y fue trasladada a una unidad especializada en el hospital Royal Brompton en Chelsea. "Ella ha sufrido de salud mental por un tiempo, pero varios profesionales la han decepcionado en repetidas ocasiones", escribió su hermana Shannon en una campaña de 'GoFundMe' para recaudar dinero que permita a la familia permanecer en Chelsea. "Un médico incluso se rió en su cara alegando que era 'demasiado joven para tener depresión' y la despidió sin ningún tipo de ayuda", añadió.

"Comenzó a perder la esperanza después de varios intentos,  porque cada vez que pensaba que finalmente estaba llegando a algún lugar se decepcionaba nuevamente", continuó Shannon. "Luego sintió que no tenía escapatoria y el 31 de octubre intentó terminar con su vida". Cariad se encuentra actualmente conectada a una máquina que proporciona soporte cardíaco y respiratorio. Necesita tanta atención especializada porque estuvo inconsciente durante 12 horas antes de ser hallada. Como resultado de estar inconsciente, Cariad padece convulsiones y vómitos inhalados. 

La familia de Cariad se aloja ahora cerca en Chelsea, a un coste de alrededor de 900 euros semanales. Si regresaran a casa y Cariad empeorara, estarían a tres horas en coche. Por ello, Shannon recurrió a GoFundMe para recaudar 5.800 euros y conseguir que la familia permanezca en Londres al menos durante seis semanas. 

"Es posible que no consigamos los fondos para quedarnos aquí y estar con ella, lo que nos rompe el corazón. Es esencial que estemos cerca, dadas las circunstancias y la gravedad de su condición, ya que se nos puede llamar en cualquier momento", explicó la hermana. l padre de Cariad y Shannon, Dean Jarrett, le dijo a Wales Online que se han sentido abrumados por el apoyo que han recibido hasta ahora.

Más información en vídeos 
Comentarios