domingo 29.03.2020

Difundir y compartir vídeos sexuales de terceras personas, un delito con gravísimas consecuencias

Tanto con consentimiento como sin él, conlleva pena de cárcel. También para quien participa en su difusión a posteriori

Difundir y compartir vídeos sexuales de terceras personas, un delito con gravísimas consecuencias
Difundir y compartir vídeos sexuales de terceras personas, un delito con gravísimas consecuencias

Aunque parezca inofensivo, un móvil en las manos puede convertirse en un arma. Los datos, expuestos a todo el mundo en Internet a menudo no tienen ni filtro ni frenos. Una vez que se propagan no hay forma de pararlo. En este contexto, compartir un vídeo sexual puede llegar a ser una pesadilla. Es un delito y está recogido en el código penal.

“Si hay consentimiento tiene una pena más baja que si no hay consentimiento”, explica el abogado Carlos Carretero. Pero en ambos casos es pena de cárcel.

“La persona que descubre el vídeo y lo difunde puede tener entre dos y cinco años de prisión”, apunta por su parte Daniel Sánchez, abogado penalista.

Hasta 4 años de cárcel para quien participa en su difusión

También quien participa en su difusión a posteriori. “Va desde un año y hasta los cuatro años de prisión”.

Hoy, la gente no suele tener consciencia de toda la información que tenemos almacenada en el teléfono, y más vale poner atención, porque nada de lo que hay en nuestro móvil está a salvo.

Más información en vídeos 
Comentarios