Jueves 20.06.2019

Dieta: Este es el tesoro mejor guardado de los gallegos para alargar la vida

La dieta atlántica podría ser una de las claves que justifican la mayor longevidad de los habitantes de esta zona de España

Dieta: Este es el tesoro mejor guardado de los gallegos para alargar la vida - SILVIA P. CABEZA / EL ESPAÑOL
Dieta: Este es el tesoro mejor guardado de los gallegos para alargar la vida - SILVIA P. CABEZA / EL ESPAÑOL

Según informa Fran Sánchez Becerril en EL ESPAÑOL, España ha sido reconocido recientemente como el país más saludable del mundo, en parte gracias a la dieta mediterránea. Llevamos años oyendo hablar de esta forma de comer y vivir como la panacea para la longevidad. Pero ahora, los gallegos quieren desbancar esta creencia con su secreto mejor guardado: la dieta atlántica.

Esta forma de comer, asociada a un estilo de vida saludable, es mejor que la dieta mediterránea, según opina Felipe F. Casanueva, catedrático de medicina de la Universidad de Santiago de Compostela, en conversación con EL ESPAÑOL. El experto, que también es vicepresidente de la Fundación Dieta Atlántica, apunta a que es uno de los motivos por los que se vive más años en la zona suroeste del atlántico (especialmente en el norte de Portugal y Galicia).

"Aunque España es uno de los países más longevos y más cardiosaludables del mundo, es llamativo que Galicia tenga una longevidad mayor que muchas otras áreas de España aunque genéticamente seamos iguales y el sistema social es prácticamente igual", señala Casanueva. El médico compara la esperanza de vida de lugares como Andalucía -donde tradicionalmente se realiza la dieta mediterránea- situada en menos de 82 años (según datos del INE de 2019), frente a los más de 83 años de Galicia (una cifra que ronda la media española). 

Alimentos de proximidad y temporada

El especialista explica que la dieta atlántica hay que entenderla "como un concepto amplio". "No solo lo que comemos, también el estilo de vida asociado a comidas en familia y actividad física", relata. En concreto, lo que diferencia la dieta atlántica de otras son alimentos de proximidad y temporada: "Con abundancia de verduras, abundancia de fruta, abundancia de pescados y mariscos, ternera que viene de vacas criadas en libertad y aceite de oliva".

Aunque un consumo en exceso de marisco podría suponer un aumento del ácido úrico e incluso fomentar el colesterol, como explicábamos en este artículo de EL ESPAÑOL"el marisco tomado de forma razonable, como se ha tomado siempre, no tiene por qué dar ningún problema de colesterol, ni gota", explica el médico. 

"La dieta atlántica se basa en el sentido común y hacer una dieta muy variada, en la cual no hay nada que esté prohibido". "Pero basada en cantidades razonables de alimentos", insiste. "Un alimento tan sano como el aceite de oliva, si se consume en litros acabará provocando obesidad y será perjudicial", ejemplifica.

Respecto a alimentos perjudiciales, Casanueva destaca que los expertos hacen hincapié en la necesidad de "reducir al máximo las cosas blancas: sal y azúcar". "En este momento, son dos de los factores más perjudiciales para la salud cardiovascular y como productos generadores de obesidad e hipertensión arterial", relata. 

"La dieta atlántica no es la dieta mediterránea"

El médico señala que la dieta atlántica, como tal, no es muy conocida en nuestro país: "En Galicia nos hemos preocupado más de comerla que de hacer propaganda o estudiarla". Asimismo explica que "la mediterránea fue popularizada por investigadores anglosajones hace muchos años y abarca también a otros países como Grecia o Italia, por lo que es más conocida". 

"Nosotros lo que queremos dejar claro es que la dieta atlántica no es la dieta mediterránea, sino que tiene otros factores como que la longevidad de la población es mayor que la de muchos habitantes que siguen la mediterránea", señala. Para dar esta visibilidad a la dieta gallega, la fundación a la que pertenece Casanueva organizó la pasada semana el Tercer Simposio Internacional sobre Dieta Atlántica. 

En este encuentro participaron médicos, epidemiólogos, expertos en deporte y actividad física e investigadores varios. Asimismo, abordaron el papel de los distribuidores, "muy importante para que la gente pueda consumir producto de temporada y proximidad", señala. "Consideramos que los supermercados son un agente activo e importante en la dieta atlántica porque si ellos no tienen en mente poner a la venta preferentemente productos frescos de temporada y proximidad, la dieta no podrá realizarse", sentencia.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios