Martes 16.10.2018

Cerveza de vagina: así es la birra más casposa de la historia

Una empresa ha lanzado la que posiblemente sea la idea más cutre de la historia de la cerveza artesanal: una receta hecha con bacterias vaginales. Y el marketing es tan machista como estás imaginando

Cerveza de vagina: así es la birra más casposa de la historia
Cerveza de vagina: así es la birra más casposa de la historia

Según informa EL ESPAÑOL, la cerveza artesana es algo que está muy de moda, y quedan pocas cosas por mezclar con la cebada y el lúpulo en esa extraña carrera que se han metido algunos para que la cerveza sea cada vez menos cerveza. Pero posiblemente el paso más bizarro de todos es el de una empresa polaca llamada "Order of Yoni", con sede en Varsovia, que ha lanzado una birra que contiene "la quintaesencia de la feminidad". La idea no nada machista. No. Nada. En absoluto.

"El secreto de la cerveza está en su vagina", explican en su web. "Usando avanzada microbiología, aislamos, examinamos y preparamos bacterias lácticas de una mujer concreta. La bacteria, lactobacilus, transfiere las características de la mujer, su capacidad de seducción, su gracia, su glamur y sus instintos a la cerveza y otros productos, convirtiéndolos en un baile con una adorable diosa".

No convence a los amantes de la cerveza

mopsxawowomxs5z6bqld

Para quienes tengan dudas sobre si se trata de algo muy higiénico, la empresa asegura que se aseguran de que tanto durante el proceso de producción como en el producto final no haya presencia de otras bacterias y viruses.

El producto llegó a los bares polacos el pasado día 28 por un precio de, al loro, 5€ la botella -lo que vale allí una botella de vino-. Sin embargo, quienes la han probado no parecen demasiado impresionados con su saborThe Mirror habló con uno de los gourmets que la han probado y la opinión más positiva que han obtenido es que "la gente la probará por curiosidad, pero no se convertirá en un habitual de las mesas para los amantes de la cerveza".

Crowdfunding fallido

Wojciech Mann, el peculiar visionario detrás de esta denigrante idea, trató hace dos años de financiar su proyecto a través de un crowdfunding que inició en la plataforma IndieGoGo. Para sorpresa de nadie, fracasó estrepitosamente: su objetivo era alcanzar los 150.000€ y apenas superó los 1500 apoyado por 59 individuos.

El vídeo que acompañaba la campaña es una prueba más de la cutrez intelectual de este producto, prometiendo que "sus feromonas te acompañarán durante semanas". "La bebida dorada fermentada con su encanto, gracia e instintos", dice, haciendo que nos tengamos que esforzar para recordar que hablábamos de cerveza.

Este fracaso no frenó, obviamente a un hombre de convicciones y con una visión, que logró encontrar a un inversor que financió él solito toda esta aventura. 

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios