jueves 24/9/20

Sale a cazar con su hija de dos años para que lo vea como algo normal: "Como debería ser"

La niña posa junto a los animales muertos en el suelo
Sale a cazar con su hija de dos años para que lo vea como algo normal: "Como debería ser"
Sale a cazar con su hija de dos años para que lo vea como algo normal: "Como debería ser"

Según recoge Informativos Telecinco, Beka Garris es una madre de 31 años que ha revolucionado la Red debido a las polémicas fotografías que comparte con todos sus seguidores. La joven estadounidense de Ohio es una gran aficionada a la caza con arco y comparte en sus perfiles sociales las imágenes de los animales asesinados. Sin embargo, lo que ha destacado de las publicaciones de esta madre ha sido que en todas las fotografías que publica en la Red aparece junto al animal muerto y a su hija de tan solo 2 años.

Cada vez que acude a una cacería, Beka Garris decide llevarse a su bebé de 2 años y, cuando dispara y acaba con la vida de un animal, posa junto al ejemplar con su hija. En las imágenes se puede ver a la niña tumbada en el campo junto a varios conejos, ciervos y otros roedores muertos.

Beka Garris posando con un ciervo muerto y su hija de dos años

La mujer no solo practica la caza sino que también es una gran aficionada a la pesca. En estas jornadas de pesca Beka Garris tampoco duda en llevarse a su hija menor y posar con el ejemplar capturado y la menor.

Al ver el gran revuelo que se ha causado en sus redes sociales, la madre de 31 años ha tenido que pronunciarse e intentar defenderse. Beka Garris ha hablado con varios medios de comunicación a los que ha asegurado que seguirá llevándose a su hija menor a las cacerías y a las jornadas de pesca ya que quiere que la niña lo vea como algo totalmente normal.

Beka Garris mostrando el conejo que ha cazado

“Exponer a un niño al aire libre y a la caza en una edad tan temprana solo le creará un vínculo con la naturaleza. Crecerá pensando que estas actividades son normales, como debería ser”, aseguraba la madre.

Beka Garris mostrando la ardilla que ha cazado

Además, cuando los medios de comunicación preguntaron a la cazadora si cree que debería pedir perdón en las redes sociales, Beka Garris respondió: “Me niego a disculparme por enseñarle a mi hija que la comida proviene del bosque y del agua”.

Más información en vídeos 
Comentarios