sábado 14.12.2019

A la cárcel tras violar brutalmente a la hija de 12 años de una antigua compañera de piso

Tras acceder a la vivienda con una copia de la llave que había guardado de cuando vivía en el piso

A la cárcel tras violar brutalmente a la hija de 12 años de una antigua compañera de piso
A la cárcel tras violar brutalmente a la hija de 12 años de una antigua compañera de piso

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha ratificado la condena de 13 años y ocho meses de cárcel para el joven de 21 años que abusó sexualmente de una niña de 12 años en noviembre de 2017. De esta manera, la Sala de lo Civil y lo Penal rechaza el recurso presentado por el condenado y confirma la sentencia previamente presentada por la Audiencial Provincial de Madrid, la cual también incluye un delito de allanamiento de morada. 

El suceso fue perpetrado por este joven que no presentaba antecedentes penales hasta la fecha y tuvo lugar en la localidad del sur de Madrid de Alcalá de Henares. Allí, la niña vivía junto a su madre y un compañero de trabajo. 

El TSJM asegura que en la primera sentencia de enero del año pasado se tomó la medida cautelar por la cual el acusado no podía acercarse a la madre o la hija hasta resolverse el caso. Sin embargo, aunque el propio Tribunal Asegura que la versión de la agredida es "firme y persistente" y está corroborada por otras pruebas, la sentencia podía no ser firme todavía. Aún existe la posibilidad de presentar un segundo recurso ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

El abuso se repitió hasta tres veces

Tras haber abandonado el piso en marzo de 2017, el acusado hizo uso de una copia de la llave de la casa que había realizado sin el consentimiento de los posteriores ocupantes de la casa. Así, aprovechando un momento en el que ni la madre ni su compañero estaban en el piso, el joven entró en la vivienda y abusó sexualmente de la niña.

Pese a llegar a desnudarla e incluso penetrarla, la joven pudo zafarse del hombre y escapar de casa. El mismo día del suceso, el acusado acudió al instituto en el que estudiaba la víctima para amenazar con matarla si revelaba algo de lo ocurrido y también difundir unas fotos que tenía de ella. 

En los dos días posteriores, el agresor volvió de nuevo al instituto para esta vez amenazar con matar a su madre si revelaba lo sucedido y llegó a agredir de nuevo a la joven hasta dos veces, aunque en la última fue descubierto por su antiguo compañero de piso.

Más información en vídeos 
Comentarios