lunes 29/11/21

El 'cáncer' de un san bernardo resultó ser cuatro ositos de peluche en su estómago

Los veterinarios contemplaban un posible tumor, por lo que decidieron extirpar el órgano del animal, pero en medio de la operación se llevaron una gran sorpresa

El "cáncer" de un san bernardo resultó ser cuatro ositos de peluche en su estómago
El "cáncer" de un san bernardo resultó ser cuatro ositos de peluche en su estómago

Según recoge Informativos Telecinco, la familia de Maisy, una san bernardo de ocho años, se llevó un gran susto cuando los veterinarios les comunicaron que su amada mascota tenía el estómago inusualmente lleno y una masa extraña en el bazo. Los veterinarios contemplaban un posible tumor, por lo que decidieron extirpar el órgano del animal, pero en medio de la operación se llevaron una gran sorpresa. 

Los veterinarios de la clínica Paragon, en Inglaterra, estaban dispuestos a extirpar el bazo a Maisy, una san bernardo de ocho años, convencidos de que se trataba de un tumor. Pero cual fue su sorpresa cuando encontraron en el interior del estómago del animal tres ositos de peluche. 

peluches

Los primeros escaneos en el abdomen de Maisy habían mostrado que tenía el estómago lleno y una masa extraña en el bazo, lo que los veterinarios atribuyeron en un primer momento a un problema con su comida, la cual creían que no digería adecuadamente, según sostiene Metro.

escaneo

Pero finalmente los profesionales le comentaron a la familia la posibilidad de que fuera un tumor, por lo que había que intervenir de inmediato al animal. Afortunadamente, Maisy se recupera favorablemente después del sustoque se han llevado quienes cuidan de él. 

"Todos sabemos que ciertos perros disfrutan masticar cosas que no deberían, pero lograr devorar tres osos de peluche completos es toda una hazaña", asegura al medio el cirujano que logró extirparle los peluches, Nick Blackburn.

Su propietaria, Jane Dickinson, ha admitido que los peluches ni siquiera eran de Maisy. "Los juguetes ni siquiera eran suyos. Ella roba los juguetes de los chihuahuas y juega con ellos, pero nunca la he visto tratando de masticarlos. Sus hábitos alimenticios habían sido completamente normales", apunta. 

Comentarios