viernes 28.02.2020

La caída de “El 5 Jotas”, el defraudador que dio facturas falsas a 200 empresas por 150 millones

Fue detenido hace una semana después de estar dos años fugado. Suma distintas condenas de cárcel por la mayor estafa a Hacienda de la historia de Galicia

La caída de “El 5 Jotas”, el defraudador que dio facturas falsas a 200 empresas por 150 millones - EL ESPAÑOL
La caída de “El 5 Jotas”, el defraudador que dio facturas falsas a 200 empresas por 150 millones - EL ESPAÑOL

Según informa Brais Cedeira en EL ESPAÑOL, José Manuel Costas Estévez, 52 años, es un conocido y rico carpintero vigués que tuvo cinco hijos y a cada uno de ellos le puso un nombre que empezaba por la letra J. Tiempo después, en homenaje a los suyos, el empresario creó la firma Las Cinco Jotas, una conocida marca maderera que surtía desde Vigo de productos a Galicia y al norte de España. Con los años, el nombre inspirado en sus cinco retoños sería su tapadera para una de las mayores estafas de la historia de España. Una trama que le llevaría a fugarse y a convertirse en un importante objetivo para las autoridades.

Este simple carpintero vigués movilizó durante dos años a todas las Fuerzas de Seguridad Europeas en su búsqueda. 50 años, 1,77 m. de altura, siempre arreglado y ojos marrones. Así lo identificaban en la web de la Europol. Un tipo en apariencia normal pero que estuvo en busca y captura durante 24 meses. Cuando José Manuel se escapó, ya había comparecido en 33 de los 91 juicios que tenía abiertos desde años atrás por las diversas estafas perpetradas desde su famosa y conocida firma. Durante años, fue un forajido, un prófugo de la justicia y el gallego más buscado del mundo.

Hace unos días, Costas fue detenido en Portugal después de estar meses desaparecido del mundo. Fue a mediados de 2016 cuando su nombre se hizo conocido para todos. Acababa de ser condenado a seis años de cárcel, y sobre él pesaba la investigación del mayor fraude a la Agencia Tributaria descubierto nunca en Galicia.

150 millones de euros en facturas falsas a todo tipo de empresas. Costas desapareció cuando su ingreso en prisión era cosa inminente y no se volvió a saber nada de él. Se esfumó con la justicia pisándole los talones y acumuló 19 órdenes de búsqueda y captura. En el epicentro de toda la trama, la empresa Las Cinco Jotas. Esta semana, ya detenido, continúan los procesos penales que tiene pendientes en Vigo.

El gallego más buscado

El nombre del prófugo vigués figuraba entre los 50 fugitivos más buscados por la Europol. Los datos de aquel aparentemente humilde empresario vigués aparecía en una de las páginas web de la policía europea junto a los datos de violadores, terroristas, asesinos y narcotraficantes.

La fuga pilló a todos por sorpresa. Hasta el momento de la condena, en julio de 2016, el jefe de Las 5 Jotas había ido cumpliendo con religiosidad las obligaciones con la justicia. Asistió a 83 vistas orales que acabaron desembocando en distintas condenas. Acudió siempre que se le requirió en los juzgados de Vigo mientras duró la investigación.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios