viernes 06.12.2019

Brutal paliza a un guardia civil en un control de tráfico: el agresor queda en libertad

El agente quedó inconsciente y tuvo que ser atendido de urgencia en el hospital de Huércal-Overa, en Almería

Brutal paliza a un guardia civil en un control de tráfico: el agresor queda en libertad
Brutal paliza a un guardia civil en un control de tráfico: el agresor queda en libertad

Según informa EL ESPAÑOL, un juez ha dejado en libertad al agresor que el pasado lunes propinó una violenta paliza al guardia civil que le interceptó durante un control de tráfico en Cuevas del Almanzora(Almería). El agente resultó inconscientey tuvo que ser trasladado a un hospital. Aún está recuperándose de las graves lesiones que sufrió.

Según informó el Diario de Almería, lo hechos tuvieron lugar el pasado lunes 26 de agosto en torno a las 23.00 horas, cuando una patrulla de guardias civiles dio el alto a un hombre para comprobar que toda la documentación del vehículo que conducía estaban en regla. A pesar de las señales, el conductor se saltó el control y huyó a gran velocidad. Entonces, los agentes pusieron en marcha un patrullaje en en el municipio para intentar localizar el vehículo.

Cunado lo encontraron, el individuo se abalanzó sobre los agentes y propinó una violenta paliza a uno de ellos, al que dejó inconsciente tendido en el suelo, con el rostro completamente destrozado y con una hermorragia. Este primer agente fue trasladado al hospital de Huércal-Overa, donde fue atendido de urgencia.

Al otro agente de la patrulla, le empujó, le rompió el uniforme y le causó lesiones, aunque menos graves. Este pudo escaparse del agresor y fue quienpidió ayuda al resto de Guardias Civiles y Policías que se encontraban en el municipio. A la llegada de la Policía, tres agentes lograron reducir al conductor.

A bordo del vehículo también viajaban una mujer y un bebé de pocos meses de edad.

El agresor

El detenido es un viejo conocido de la Guardia Civil y de la Policía Local de Cuevas de Almanzora, puesto que ya ha sido detenido en otras ocasiones por razones similares.

Varios vecinos del municipio han contado al Diario de Almería que, al conocerse la detención, varios familiares del agresor se acercaron esa misma noche a las dependencias de la Guardia Civil para increpar a los agentes que se encontraban presentes y para exigir la libertad del individuo. Algunos de ellos amenazaron con prender fuego al cuartel y a las viviendas de los agentes.

Más información en vídeos 
Comentarios