sábado 21.09.2019

Aumenta masivamente el tamaño de sus brazos inyectándose un peligroso aceite en los músculos

Aumenta masivamente el tamaño de sus brazos inyectándose un peligroso aceite en los músculos
Aumenta masivamente el tamaño de sus brazos inyectándose un peligroso aceite en los músculos

Según recoge Informativos Telecinco, un antiguo soldado ruso ha intentado convertir sus brazos en los de Popeye inyectándose una peligrosa mezcla de químicos que otros culturistas usan con el mismo fin, la cual le ha provocado fiebre alta y gran malestar general, hasta el punto de sentir que se estaba muriendo. 

Kirill Tereshin, de 21 años, se ha inyectado synthol, un aceite que usan los culturistas para abrillantarse el cuerpo antes de las competiciones y que últimamente muchos han optado por inyectarse para agrandar el tamaño de sus músculos. Un peligroso uso que puede causar graves problemas de salud a quienes lo llevan a cabo.

Los brazos de Kirill ahora están desproporcionados con el resto de su cuerpo y le pueden suponer un gran mermo a su estado de salud. El joven de Pyatigorsk, Rusia, se empezó a inyectar synthol después de dejar el ejército este verano y consiguió aumentar sus bíceps 25 centímetros en tan solo 10 días, informa Mirror.

Kirill empezó a inyectarse 250 mililitros en los bíceps pero vio que con esa cantidad sus músculos no iban a crecer más de dos centímetros y medio. “Para conseguir llegar a una buena medida te tienes que inyectar litros (de synthol) en los brazos.”, ha dicho el joven.

“Cuando lo hacía, tenía 40 de fiebre, estaba tirado en la cama, sintiendo que iba a morir pero después todo volvió a la normalidad.”, ha añadido.

Aun habiendo pasado por este episodio, Kirill tiene planeado seguir con su arriesgada idea, que incluye rutinas en el gimnasio y tiene como meta romper todos los récords en el mundo del culturismo.

El joven dice que su peso corporal ha aumentado de 62 a 68 kilos desde que empezó a inyectarse el aceite. Además, presume orgulloso de sus músculos, de los que de manera reiterada sube fotos a sus redes sociales, donde muchos usuarios ya le han advertido del daño que podría causarle esta práctica a su salud.

Los doctores, que desde hace tiempo se llevan haciendo eco de esta macabra práctica, avisan de que puede causar embolias pulmonares, daños en el sistema nervioso, infecciones, lipogranuloma esclerosante, derrames, quistes y úlceras llenas de aceite en el músculo.

Además, aunque el aceite hace que los brazos crezcan, no significa que aumente la fuerza de éstos, pues los músculos no están tan desarrollados como parece.

Más información en vídeos 
Comentarios