lunes 16.12.2019

El annus horribilis del rey emérito Juan Carlos I en 12 dramas y un homenaje

- El padre de Felipe VI, aunque finalmente estará, ha sido un interrogante en el acto de los 40 años de la firma de la Constitución hasta última hora.

- La duda de su presencia el próximo jueves en el Congreso es sólo el reflejo del ‘annus horribilis’ del rey emérito.

El annus horribilis del rey emérito Juan Carlos I en 12 dramas y un homenaje - EL ESPAÑOL
El annus horribilis del rey emérito Juan Carlos I en 12 dramas y un homenaje - EL ESPAÑOL

Un reportaje de Cristina Coro publicado en EL ESPAÑOL

Las invitaciones están enviadas desde hace varias semanas, pero no ha sido hasta este viernes que se ha confirmado su presencia. El próximo jueves 6 de diciembre se celebra el acto conmemorativo de los 40 años de la Constitución y la presencia de don Juan Carlos en el Congreso de los Diputados sigue siendo un punto polémico en el orden del día. Nada que ver con el mismo lugar y el mismo personaje cuatro décadas antes, cuando un feliz rey joven y recién coronado sancionaba el texto de la nueva Carta Magna española. Evidentemente, todo ha cambiado.

"Nuestro futuro se basará en un efectivo consenso de concordia nacional". Con estas palabras sentaba don Juan Carlos las bases de la que sería su monarquía constitucional, ese mismo consenso que 40 años después son incapaces de lograr Zarzuela, el Gobierno y los partidos políticos, sobre la simple presencia del rey emérito en el hemiciclo.

Desde luego no es el mismo hombre ni el mismo Rey de aquel 1978. Todo es completamente distinto, tanto en lo personal como en lo político.

Tras la muerte de Franco, don Juan Carlos fue proclamado rey de España en noviembre de 1976.

"Nada queda de aquel joven Rey de 40 años que firmaba con orgullo la Constitución, ante la mirada de su mujer, la Reina Sofía y con sus hijos, el entonces Príncipe Felipe, medio sentado en la silla intentando mirar bien. Para todo el mundo cuatro décadas son muchos años, la evolución puede ser favorable o no, hay subidas y bajadas y eso también ocurre con don Juan Carlos aunque sea Rey. Nadie es perfecto. Todos cometemos errores, pero él está muy dolido con el simple hecho de que se dude sobre si debe estar o no el próximo jueves", confiesa a EL ESPAÑOL un amigo íntimo del padre de Felipe VI.

Pero esta última polémica sobre su presencia en el Congreso de los Diputados el próximo jueves es solo el reflejo del annus horribilis que lleva don Juan Carlos. No es el primer Rey en pasar por algo así: todo el mundo sabe que para Isabel II fue el año 1997, con la muerte de Lady Di y la frialdad que expresó en aquel duro momento para los británicos. Pero la tía Lizbeth -como la llama con cariño toda la Familia Real española- supo cuál Ave Fénix levantarse de sus cenizas y hacerse todavía más fuerte. Sin embargo, este no parece el caso del padre del rey, deseoso del cambio de un año maldito en el que han salido del armario cadáveres olvidados y contrariedades como si se tratase de expiar los pecados cometidos durante toda una vida. Estos son los 12 dramas de Juan Carlos I -protagonista de la semana de la Constitución- en su año horribilis.

1. No reunió a toda su familia por su cumpleaños

La imagen familiar en la comida del rey Juan Carlos.

El año -que normalmente comienza bien para don Juan Carlos- en esta ocasión lo hizo cargado de polémica familiar. El rey emérito celebraba 80 años, una cifra redonda, el 5 de enero. Aunque en Zarzuela no son partidarios de que fechas personales, como cumpleaños y aniversarios de boda, se celebren de forma pública, en el ámbito privado la idea era organizar una comida con las personas más cercanas al monarca. La cifra estuvo en unas 75 personas entre amigos y familiares. Al frente de los invitados estaban los Reyes Felipe y Letizia con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Y de ahí nació la polémica, Felipe VI no quería en El Palacio de la Zarzuela a su cuñadoIñaki Urdangarin, todavía en libertad por aquellas fechas, y mucho menos hacerse una foto. La Infanta Cristina rechazó la invitación para acudir al almuerzo de su padre sin su marido: estaba cursada sólo para la ex duquesa de Palma y sus cuatro hijos. Así que en la foto oficial del cumpleaños de don Juan Carlos sólo salen la actual Familia Real y la Infanta Elena y sus hijos, Felipe y Victoria.

Esta ausencia provocó un gran disgusto en la Reina Sofía y ante la opinión pública quedaba claro que la antigua familia real está hecha pedazos.

2. Colgó sin mediar a su (ex) 'amigo' José María García

La tensa llamada fue recogida por las cámaras de Salvados

Aunque en realidad no fue culpa de don Juan Carlos, el caso es que el padre de Felipe VI volvió a ser el centro de la polémica. Los hechos tuvieron lugar en un programa de Salvados en La Sexta, que conduce el periodista Jordi Évole. Lo cierto es que poco tenía que ver con el emérito, ya que se trataba de un encuentro entre dos de las estrellas de la radio deportiva, José María Garcíay José Ramón de la Morena. El primero estaba comentado su relación con el monarca lamentando que, tras la abdicación, no le había llamado "ni una sola vez". "Me he portado con don Juan Carlos de maravilla, pero desde que dejó de ser rey, nada", aseguraba García. Entonces Évole decidió llamarle para preguntarle por el asunto, teniendo lugar una tensa conversación telefónica cuando el presentador sacó a la palestra el polémico viaje de Botsuana. "García dice que si hubiese tenido la exclusiva del viaje la habría dado, ¿cómo lo ve usted?". La pregunta no le gustó nada a don Juan Carlosque, ante la sorpresa de todos, terminó colgando sin decir nada.

3. "Si no quiere que nos hagamos fotos con las niñas, que no venga"

Los protagonistas del vídeo.

Con esa frase echaba en cara Juan Carlos a su hijo Felipe la actitud de la Reina Letizia en la Catedral de Palma de Mallorca el último día del mes de marzo. El rey emérito no había ido a la Misa de Pascua en la isla balear desde su abdicación en 2014 y este año había decidido volar desde Riad, donde se encontraba de visita privada, para reunirse con el resto de la Familia Real a las puertas del templo. Es de sobra conocido lo que ocurrió dentro, la discusión y gesto de la Reina Letizia y la Princesa Leonor hacia la Reina Sofía y toda la polémica detrás. Aunque a don Juan Carlos le salpicó poco, en uno de los vídeos se le oye reprocharle a su hijo con la siguiente frase: "Si no quiere que nos hagamos fotos con las niñas que no venga" dejando claro que su relación con su nuera es nula. 

4. Una operación de rodilla de la que no termina de recuperarse

El rey Juan Carlos I recibe el alta médica

A principios del mes de abril Juan Carlos I es operado de su rodilla derecha en el hospital Sanitas de La Moraleja de Madrid. Se trató de la sustitución de una prótesis. No era una intervención sencilla y menos con 80 años. Todo fue bien y unos días después el padre de Felipe VI recibió el alta médica y fue entonces cuando comenzó su verdadero calvario: la rehabilitación. El rey emérito es un hombre orgulloso que lleva muy mal la poca movilidad. Deportista, amante de la vela y de la caza, su carácter ha ido empeorando muchísimo con el paso de los meses por culpa del dolor y del avance tan lento que lleva. Aunque ahora ya consigue caminar con bastón, pasó las primeras semanas sentado en una silla de ruedas, cosa que él mismo no soportaba. Todavía no ha conseguido recuperarse del todo.

5. Las vacaciones de Semana Santa, en Riad

El rey Juan Carlos a su llegada a Riad en Semana Santa.

Aunque Zarzuela intentó que no se filtrara la cosa se hizo pública. Fue la agencia estatal de noticias saudí, SPA, la que lanzó el teletipo y difundió la foto de su llegada. Juan Carlos pasó las vacaciones de Semana Santa de visita privada en Arabia Saudí, invitado por la Casa Real Al Saud, con la que mantiene una vieja y estrecha amistad. Desde la Casa del Rey intentaron camuflarlo como parte de los preparativos de la visita que el Príncipe Heredero del país árabe iba a realizar unas semanas después. Pero lo cierto es que se trató de un viaje de vacaciones privadas a una familia real con la que mantiene una estrecha amistad que, meses después, le traería otro disgusto. 

6. La fotografía que él no quería: el emérito, un anciano en silla de ruedas

El rey Juan Carlos, en silla de ruedas en un almuerzo privado

El 25 de mayo Zarzuela difunde una fotografía en la que se ve a los cuatro Reyes, Felipe, Letizia, Juan Carlos y Sofía posando con Margarita y Radu de Rumanía tras un almuerzo celebrado en Zarzuela en su honor. El Rey Emérito pensaba que esa instantánea iba a quedarse para uso interno y sus gritos se escucharon en todo El Pardo cuando se dio cuenta de que se había mandado a todos los medios de comunicación. ¿La razón? El padre del Rey sale sentado en una silla de ruedas debido a su operación de rodilla, algo que ha intentado evitar siempre y en la que parece un anciano.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios