La conversación de WhatsApp entre un padre y una hija que oirás varias veces

"Todavía no me está pegando"
Comparte una conversación con su casera y consigue revolucionar a media España, Whatsapp, móvil, teléfono, whatssapp
photo_camera La conversación de WhatsApp entre un padre y una hija que oirás varias veces

Según recoge el HuffPost, el alcohol, el tabaco y el cannabis son las drogas más consumidas por los jóvenes. Aunque para la gran mayoría son divertidas, lo cierto es que pueden afectar al crecimiento y desarrollo de los adolescentes e incluso intervienen en el nacimiento de algunas enfermedades en la edad adulta.

Sin embargo, cada vez es más frecuente oír hablar de los beneficios de la marihuana medicinal. Desde la Biblioteca Nacional de Medicina (NIH) de Estados Unidos aseguran que puede emplear para aliviar el dolor crónico o controlar náuseas y vómitos (como los que provoca la quimioterapia), entre otros funciones.

En cualquier caso, por lo general se recomienda evitar su consumo. A pesar de que los padres tienen un rol fundamental en la educación de sus hijos, la realidad es que, a medida que la persona va creciendo, toma sus propias decisiones.

Con relación al consumo de sustancias, en ocasiones este hábito puede dejar anécdotas para el recuerdo, como la que ha publicado la usuaria de Twitter @meeriditomasi. Se trata de una divertida conversación de WhatsApp con su padre en la que solo hay cabida para las risas.

El tuit ha reunido en apenas 12 horas un millón y medio de reproducciones, casi 130.000 ‘me gusta’ y 7.800 retuits. En él la usuaria explica que ha estado utilizando el coche de su padre unos días. Al devolvérselo, el progenitor le ha mandado un mensaje tras encontrarse un porro en el vehículo.

La estética de los cigarros de liar es muy parecida a la de los porros y en ocasiones puede dar lugar a confusión. Pues bien, el padre de la tuitera pensó que era un cigarro de liar y comenzó a fumárselo. Al poco tiempo, se dio cuenta de lo que era y escribió a su hija para contarle lo ocurrido.

Uno de los efectos de esta sustancia es la risa, y por lo general el cuerpo también tiende a relajarse, que es precisamente lo que le pasó al padre de la usuaria, que le mandó un audio entre risas asegurando que solo fumó dos veces de él y se encontraba “chistoso”. Y añadió: “Drogaste a papá hija”.

Unos segundos después el padre le mandó otro mensaje para asegurarle que “todavía no le había pegado”, es decir, que todavía la sustancia no había hecho su efecto, a pesar de que las risas del audio anterior podrían decir lo contrario.

Su hija ha querido compartir este divertido momento en Twitter, que ha encantado a miles de seguidores de la red.

Comentarios