jueves 18.07.2019

Cinco alimentos que pensabas que eran sanos y realmente no lo son tanto como parecen

Los reclamos que incorporan muchos productos del supermercado pueden llevar a confundir al consumidor. Muchos alimentos contienen una gran cantidad de grasas vegetales y/o azúcar

Cinco alimentos que pensabas que eran sanos y realmente no lo son tanto como parecen
Cinco alimentos que pensabas que eran sanos y realmente no lo son tanto como parecen

Una recopilación de J.A.G. publicada en El Español

Cuidado con las etiquetas

De un tiempo a esta parte, ir al supermercado suele parecerse bastante a descifrar un acertijo. Uno se enfrenta a toda una serie de productos con todo tipo de reclamos que, lejos de facilitar la elección de los más recomendables para nuestra salud, suelen llevar a equívocos. Resulta de lo más habitual que, atraídos por mensajes como "fitness", "casero", "light", "natural", "digestive" o "extrajugoso", acabemos echando a la cesta de la compra alimentos que no son tan saludables como pretenden aparentar. 

La normativa europea que regula el etiquetado señala que "la información alimentaria no inducirá a error al consumidor en lo referido a la naturaleza, identidad, cualidades o composición" de los productos. Sin embargo, lo cierto es que las marcas estiran el chicle todo lo que pueden y se valen de la laxitud de las distintas normativas para llevar a cabo algunas malas prácticas (amparadas por la ley). Porque ¿quién establece si términos como "original", "tradicional", o "bienestar" inducen a error o reflejan una realidad?

Yogur 0% materia grasa

El yogur es un alimento que ha sido asociado tradicionalmente con numerosos beneficios para la salud. Algunos estudios han llegado a afirmar que tienen un efecto protector contra el sobrepeso. Sin embargo, no menos cierto es que el concepto yogur se ha pervertido en los últimos tiempos. De hecho, hace unos meses un estudio alertaba de que la gran mayoría de yogures del supermercado tienen más azúcar del recomendable

Este trabajo de investigación salvaba de la quema a algunos yogures griegos, una variedad que, pese a su alto aporte en grasa, es recomendable desde el punto de vista nutricional. ¿Entonces por qué nos venden yogures 0% en materia grasa? Se trata de una triquiñuela. Que un yogur sea 0% no significa que sea más saludable. De hecho, algunos estudios han desmentido que los lácteos desnatados o sin materia grasa sean mejores que los enteros. Eso sí, estos yogures pueden estar también cargaditos de azúcar

Frutos secos fritos, salados y/o con miel

Los cacahuetes, las almendras o las nueces -los frutos secos en general- son alimentos saludables. De hecho, pese a su alto valor calórico y a la cantidad de grasas poliinsaturadas y ácidos grasos monoinsaturados que contienen, no están relacionados con el aumento de peso debido a su alto poder saciante y a la gran cantidad de fibra que albergan. Además, es muy habitual que se incluyan en dietas adelgazantes. Ahora, estas bondades sólo son aplicables a los frutos secos en su versión cruda. 

Las habituales mezclas que podemos encontrar en los supermercados no son opciones recomendables ya que, además de estar fritos, suelen tener una cantidad elevadísima de sal. De igual forma ocurre con los cacahuetes con miel o caramelizados, cuyo procesado acaba pervirtiendo el resultado final del producto. Así, por ejemplo, 75 gramos de cacahuetes con miel y sal esconden 10,5 gramos de azúcar (lo equivalente a 2,6 terrones).

Sigue leyendo el artículo completo en El Español

Más información en vídeos 
Comentarios