Tener el coche aparcado no es excusa: la multa de 1.000 euros que te pondrá la DGT

Y no, no se trata de aparcar mal o en un lugar incorrecto, ya que estas sanciones acostumbran a ser competencia de los ayuntamientos
Tener el coche aparcado no es excusa: la multa de 1.000 euros que te pondrá la DGT
photo_camera Tener el coche aparcado no es excusa: la multa de 1.000 euros que te pondrá la DGT

Según recoge El Caso, el objetivo de la DGT es regular la normativa del tráfico y garantizar la seguridad vial, de los conductores, de los coches y de todos los usuarios que circulan por las carreteras. Por eso, tiene la competencia para sancionar a todas aquellas personas que infringen las normas. Para poder multar, aunque mucha gente lo desconoce, no es necesario que el vehículo en cuestión esté circulando. Los automóviles también pueden ser multados aunque estén aparcados y no se muevan.

Y no, no se trata de aparcar mal o en un lugar incorrecto, ya que estas sanciones acostumbran a ser competencia de los ayuntamientos. Lo mismo pasa con dejar el coche aparcado en el mismo lugar demasiados días seguidos, aunque en este caso el conductor se puede encontrar con que, en lugar de una multa, la grúa municipal ha retirado el vehículo. Más allá de eso, la DGT también puede imponer una serie de multas que poca gente conoce y para las cuales no hace falta que el vehículo se mueva.

Estar aparcado no es excusa para poder ser multado

Una de las multas que puede poner la DGT en los conductores de los coches aparcados, con una sanción de 500 euros y la retirada de seis puntos del carné, es por tirar algún objeto por la ventanilla, ya que pueden suponer un peligro para el resto de usuarios o, en el peor de los casos, provocar un incendio si se trata de una colilla mal apagada.

La peor de todas, sin embargo, puede llegar a suponer una multa de 1.000 euros. Esta sanción se puede aplicar en el caso de limpiar el coche en medio de la calle, así como hacer el cambio de aceite en la vía pública. Eso se debe al hecho de que se utilizan productos contaminantes y algunos de ellos se pueden caer y provocar un riesgo para el resto de usuarios, como también perjudicar el medio ambiente. Por eso, estas situaciones están prohibidas en el Reglamento General de Circulación. Lo más recomendable es limpiar el coche o hacer el cambio de aceite en lugares habilitados para estas actividades.

Comentarios