El mal hábito con los intermitentes al conducir y que la DGT multa con 200 euros

Según datos de la Dirección General de Tráfico, el 70% de los conductores están acostumbrados a no utilizar los intermitentes del coche cuando es necesario o hacerlo de manera incorrecta
El mal hábito con los intermitentes al conducir y que la DGT multa con 200 euros
photo_camera El mal hábito con los intermitentes al conducir y que la DGT multa con 200 euros

Según recoge El Caso, seguramente si muchos conductores tuvieran que volver a hacer el examen de conducir el día de hoy, especialmente los que ya hace muchos años que lo tienen, lo suspenderían. Con el paso del tiempo, los conductores van adquiriendo una serie de hábitos, la gran mayoría malos, de los cuales no se dan cuenta y que son muy difíciles de dejar de hacerse, ya que salen de manera natural. Uno de estos es el de los intermitentes. Según datos de la Dirección General de Tráfico, el 70% de los conductores están acostumbrados a no utilizar los intermitentes del coche cuando es necesario o hacerlo de manera incorrecta.

Este mecanismo, obligatorio en todos los coches, está creado para garantizar la seguridad vial e, indiciar al resto de usuarios, los movimientos que se harán. En este sentido, segundos antes de hacer una maniobra con el volante, hay que señalar con los intermitentes si se está a punto de girar, de cambiar de carril, de adelantar otro vehículo o de frenar. De esta forma, aunque pueda parecer un simple gesto innecesario, la realidad es que ayude a prevenir accidentes y puede reducir el riesgo tanto a la carretera como a las calles. Por eso, desde la DGT trabajan con fuerza para acabar con el mal hábito de no utilizarlo, llegando a imponer sanciones que pueden llegar a los 200 euros de multa.

Adelantamientos y cambios de carril, cuando menos se utilizan

De todos los momentos en los cuales se tienen que utilizar los intermitentes, cuando más se utilizan es a la hora de girar hacia otra dirección. Normalmente, es a dentro de las poblaciones o en rotondas, cuando la velocidad de circulación es más baja y el riesgo es menos elevado. En cambio, cuando la velocidad es más alta y hay peligro de accidente, especialmente en vías rápidas o a la hora de adelantar, es cuando menos se sirvieron los intermitentes. En el caso de los cambios de carril en autopistas o autovías, un 53% de los conductores no los encienden, mientras que en los adelantamientos la cifra aumenta hasta un 67%.

Comentarios