La DGT acaba con esta peligrosa forma de conducir: tan grave como ir ebrio o drogado

Información y datos importantes para todos los conductores
La DGT acaba con esta peligrosa forma de conducir: tan grave como ir ebrio o drogado, conductor, tráfico, conducción
photo_camera La DGT acaba con esta peligrosa forma de conducir: tan grave como ir ebrio o drogado

Según recoge El Caso, la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere acabar con todas aquellas prácticas que impliquen un peligro en la carretera. Las cifras de víctimas mortales en accidentes de tráfico son muy elevadas y hacen todo lo posible para reducirlo. Por eso, conducir bajo los efectos de las drogas o las bebidas alcohólicas se castiga con multas muy elevadas y con la retirada de puntos del carné. A veces, incluso, directamente con la pérdida del carné. Y es que esta es una de las principales causas de los siniestros mortales que hay en las carreteras, aunque no la única.

Conducir con sueño puede ser igual de peligroso

Desde la DGT alertan de que hay una manera de conducir igual de peligrosa y más desconocida que quieren erradicar: hacerlo con sueño. Por este motivo, con el objetivo de darle más visibilidad a esta problemática, el pasado verano el organismo organizó una jornada dedicada a la somnolencia y la conducción. En este acto, el director general de la DGT, Pere Navarro, alertó de que un 42% de los accidentes mortales que tienen lugar en las carreteras se producen por salidas de vía y un 38% por distracciones al volante. Entre las causas que motivan eso, está que los conductores se habían dormido conduciendo.

En este sentido, aunque a diferencia de los conductores que van borrachos o drogados no se puede saber con exactitud cuántos han tenido un accidente por quedarse dormidos al volante, desde la Guardia Civil apuntan que, según su estimación, solo en el año 2021, un 7% del número de accidentes mortales fueron provocados por este motivo. Los cálculos realizados indican que, solo en la última década, unas 75 personas mueren cada año en España después de quedar dormidos conduciendo, mientras que unas 250 personas han resultado heridas graves. Así pues, desde la DGT, está considerado uno de los principales problemas de seguridad vial y se está haciendo todo lo posible para acabar con esta práctica.

Comentarios