viernes 23/10/20

El coronavirus reduce la testosterona: incluso los asintomáticos pierden apetito sexual

La infección por coronavirus suele derivar en niveles más bajos de testosterona
El coronavirus reduce la testosterona: incluso los asintomáticos pierden apetito sexual
El coronavirus reduce la testosterona: incluso los asintomáticos pierden apetito sexual

Según recoge Informativos Telecinco, Una investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Mersin y el Hospital de Educación e Investigación de Turquía ha analizado cómo afecta el coronavirus a la testosterona de los hombres que han pasado por la enfermedad. Para ello, han tomado muestras a 232 pacientes ingresados en un hospital.

Según recoge el estudio, publicado en la revista The Aging Male y que recoge Science Daily, la covid-19 afecta negativamente a la testosterona, ya que suele derivar en niveles más bajos. Este es el primer estudio que muestra la relación entre el coronavirus y la testosterona, por lo que harán falta muchos más para llegar a unas conclusiones exactas. 

Aún así, los investigadores han recogido claramente cómo cuando el nivel de testosterona de los hombres disminuye, la probabilidad de que estén en launidad de cuidados intensivos (UCI) aumenta.

Este consumo de la testosterona puede provocar que los hombres pierdan el apetito sexual y tengan malestar. El 51% de los pacientes desarrollaron hipogonadismo, una afección en la que el cuerpo no produce suficiente testosterona.

Los expertos han destacado la importancia de este estudio ya que la testosterona también está asociada con el sistema inmunológico de los órganos respiratorios y unos niveles bajos de testosterona podrían aumentar el riesgo de infecciones respiratorias.

El autor principal del estudio, el profesor de urología Selahittin Çayan, defiende que es necesaria más investigación al respecto y que podría ser muy útil en el momento del diagnóstico de COVID-19 analizar los niveles de testosterona del paciente.

Aumento de las consultas por disfunción eréctil tras la pandemia

Ya el pasado agosto, los especialistas en Urología del Hospital Vithas Medimar, en Alicante, constataban, tras el confinamiento obligado por la pandemia de coronavirus, un incremento en el número de consultasrelacionadas con trastornos de erección en varones que "nunca antes" habían sufrido esa disfunción.

El urólogo Bartolomé Lloret lo explicó: "Tras los duros meses de confinamiento hemos observado un incremento muy significativo de las consultas sobre trastornos de erección que están padeciendo varones que nunca antes los habían sufrido".

Según haya sido el origen de la disfunción eréctil, puede clasificarse en orgánica, si se trata de aquella en la que las alteraciones de la erección han sido provocadas por factores físicos, y psicógena, aquella cuyo origen son lasalteraciones psicológicas.

"Llegar a conseguir una vida sexual completa y duradera, pasa por realizar un esfuerzo personal constante que nos permita mantener el equilibrio mente-cuerpo", comentaba el especialista en un comunicado de este jueves.

En ese sentido, Lloret detalló que "la relación sexual no solo implica estar físicamente preparado sino también emocionalmente dispuesto para conseguir activar los mecanismos físicos (neurovasculares y hormonales) que den lugar a la erección".

Más información en vídeos 
Comentarios