lunes 6/12/21

Un gran científica señala los dos lugares más seguros para reunirse con otras personas

Es evidente: mejor al aire libre
Un gran científica señala los dos lugares más seguros para reunirse con otras personas, mascarilla
Un gran científica señala los dos lugares más seguros para reunirse con otras personas

Según recoge el HuffPost, Linsey Marr, profesora de ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech y una de las principales científicas de aerosoles del mundo, ha señalado dos de los lugares más seguros para reunirse con otras personas: las playas y los parques.

La experta ha hecho estas declaraciones en un amplio artículo publicado en The Washinton Post, en el que se asegura que, tras un año de pandemia, ya es evidente que los espacios abiertos al aire libre son mucho más seguros que los interiores.

“Al aire libre ahora es incluso más seguro que antes, porque tenemos más personas que están vacunadas y que ya han tenido covid-19”, ha añadido Marr.

En el artículo se asegura, de hecho, que son muchos los científicos y expertos que señalan que los espacios al aire libre, especialmente ahora que llega el buen tiempo, deben considerarse refugios en la batalla contra el virus y la fatiga pandémica. 

The Washington Post apunta que, durante más de un año, la gran mayoría de los brotes documentados se han relacionado con entornos interiores o interiores-exteriores: domicilios, plantas de tratamiento de carne, residencias de ancianos y restaurantes. 

En cambio, casi no hay ejemplos de transmisión en las playas y otros espacios abiertos donde la brisa dispersa las partículas en el aire, el distanciamiento es más fácil y la humedad y la luz solar hacen que el coronavirus sea menos viable.

Con todo, los expertos insisten en que estar al aire libre no implica relajar las medidas y siguen recomendando mantener la distancia, evitar las multitudes y usar mascarilla aunque se esté fura. 

Los científicos argumentan que esto se debe a que no está claro exactamente cuánto menos riesgo tienen las actividades al aire libre, en parte porque es muy difícil rastrear los contactos de extraños que estaban cerca unos de otros en eventos públicos.

Además, algunas actividades al aire libre de menor riesgo, como ir a la playa o estadios parcialmente llenos, a menudo están unidas con otras mucho más peligrosas, como el transporte público o visitar bares.

Comentarios