miércoles 17.07.2019

Adrián descuartizó a su novia Nelea en su casa y la enterró en un descampado a 20 kilómetros

El autor confeso le dijo a una amiga de su pareja que no creía que fuese a aparecer y que de hacerlo, "a saber cómo aparecía"

Adrián descuartizó a su novia Nelea en su casa y la enterró en un descampado a 20 kilómetros - EL ESPAÑOL
Adrián descuartizó a su novia Nelea en su casa y la enterró en un descampado a 20 kilómetros - EL ESPAÑOL

Un reportaje de Enrique Recio publicado en EL ESPAÑOL

Adrián, el homicida de Vinaroz (Castellón), mató a su novia, Nelea S., de 26 años y origen moldavo, en el domicilio que ambos compartían en esa localidad, la descuartizó y trasladó el cadáver con la ayuda de su amigo en un coche hasta un descampado en Ulldecona (Tarragona), donde el cuerpo ha estado enterrado 50 días. 

La Guardia Civil de Castellón ha logrado esclarecer otro crimen machista -la semana pasada se produjeron tres en España- después de que se encontrará el cadáver de Nelea S., y detener al novio de la víctima como presunto autor del homicidio. Cuando los agentes encontraron el cuerpo de la joven, tras la confesión del crimen por parte de su pareja, de 22 años y origen rumano, presentaba signos de violencia y estaba descuartizado, según informa Las Provincias, y enterrado en un descampado de la localidad tarraconense de Ulldecona, a 20 kilómetros de Vinaroz, cerca de la autopista de peaje AP-7.  

Nelea desapareció el 17 de febrero después de haber mantenido dos días antes una fuerte discusión con su novio en la entrada de una discoteca de Vinaroz (Castellón). Según explicaron los testigos que presenciaron la reyerta, la pareja ni siquiera llegó a entrar al club. Y esa fue la última ocasión en que vieron a la joven. 

Cincuenta días después, la Guardia Civil hallaba el cuerpo de Nelea.S, en un descampado de Ulldecona (Tarragona), donde el autor confeso se había trasladado a vivir con sus padres desde la supuesta desaparición de su novia. Ambos se habían conocido en una urbanización cercana en Vinaroz, y poco después comenzaron a compartir vivienda en el municipio. 

Fue una amiga la que empezó a preocuparse por el paradero de Nelea S. Normalmente, según explicó, la joven solía irse bastante de casa, pero siempre volvía. En esta ocasión, había tardado demasiado. Por lo que esta amiga dio la voz de alarma por las redes sociales para que se iniciase la búsqueda. Poco después, Adrián, el homicida denunció su desaparición el pasado 7 de marzo. 

Esta amiga también señaló que cuando intento tranquilizar al novio de Nelea, diciéndole que estuviese "tranquilo" porque iba a aparecer. Adríán, "con toda su frialdad", le dijo que no creía que apareciese y que "a saber cómo aparecía". 

Ante esto y las extrañas circunstancias que rodeaban la desaparición de Nelea, la Guardia Civil de Castellón abrió varias líneas de investigación en el entorno de la víctima, que evidenciaban que la desaparición de la misma no era fortuita.

Agentes de la Policía científica investigan en el lugar donde ha sido hallado el cadáver de la joven Nelea.Agentes de la Policía científica investigan en el lugar donde ha sido hallado el cadáver de la joven Nelea.

La linea principal, desde un principio, apuntaba a que el novio tenía algo que ver con todo lo ocurrido. Así, los agentes lo detuvieron el pasado viernes tras descubrir varios indicios sobre su presunta implicación en los hechos, al igual que otras dos personas, de origen rumano que, presuntamente, también habían participado en el crimen. 

Como consecuencia de las evidencias obtenidas de las investigaciones y de los interrogatorios que se habían realizado a todos los arrestados, los agentes llegaron hasta un pareja del término municipal de Ulldecona, donde se encontraba enterrado el cadáver de la víctima.

Los agentes sospechaban que el crimen tuvo lugar en el domicilio donde residía la pareja, en Vinaroz, y que después el asesino trasladó el cuerpo con la ayuda de su amigo y de su coche, con el que trasladaron a Nerea S. hasta el descampado donde la enterraron en la localidad tarraconense. 

La detención de estas personas, todas de nacionalidad rumana, tuvo lugar entre la noche del viernes y la mañana de este sábado en las provincias de Tarragona y de Castellón, donde también se realizaron varios registros en domicilios e inspecciones en vehículos

La Guardia Civil continúa las investigaciones y no descarta nuevas detenciones de otras personas que podrían estar implicados en los hechos. La Guardia Civil ha precisado que no  existen antecedentes policiales ni denuncias previas de la víctima sobre violencia de género. Asimismo, las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 4 de Vinaroz, que ha decretado el secreto de las actuaciones.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios