lunes 09.12.2019

Adivina quién viene esta noche: por qué Letizia y su suegra cenarán el 24 por separado en Zarzuela

- La reina, decidida a no pasar a saludar a sus suegros en Nochebuena para no encontrarse con Cristina, que vuelve a cenar en palacio.

- En una reunión a finales de noviembre se decidió la estrategia para recuperar la imagen de Juan Carlos. Felipe VI ordenó que no se podía seguir así.

Adivina quién viene esta noche: por qué Letizia y su suegra cenarán el 24 por separado en Zarzuela - EL ESPAÑOL
Adivina quién viene esta noche: por qué Letizia y su suegra cenarán el 24 por separado en Zarzuela - EL ESPAÑOL

Un reportaje de Cristina Coro publicado en EL ESPAÑOL

Un 15 de diciembre la mayoría de los españoles ya saben dónde van a pasar estas fiestas. Todas las familias se reparten para disfrutar de los suyos entre Nochebuena, Navidad, Nochevieja… Sólo la que se supone es la familia más importante de España, la real, no tiene claro todavía cómo van a celebrar estos días.

Cuando don Juan Carlos y doña Sofía eran los reyes titulares la noche del 24 de diciembre se pasaba en el Palacio de la Zarzuela. Atrás han quedado los tiempos en los que se juntaban los Borbón y de Grecia, con las hermanas del Rey, las Infantas Pilar y Margarita con sus respectivas familias. La cena de Nochebuena se basaba en un buffet de cosas frías que cada uno debía servirse ya que, al ser una velada tan especial, los ya eméritos siempre daban el día libre al servicio. Ahora las cosas han cambiado mucho y hay que tener "demasiados factores en cuenta": cuadrar agendas, pareceres, conveniencias, estados de ánimo. Algo que empieza a ser un rompecabezas. "Cada vez que hay que planificar algo, hay demasiada gente opinando y demasiadas cosas a equilibrar. El tema de las Navidades es algo privado, y al final debe quedar dentro del ámbito familiar, pero los de seguridad se tienen que organizar y todavía no tenemos claro dónde y quién. El único dato que tenemos, por supuesto, es el cuándo", cuenta a EL ESPAÑOL una persona que trabaja en la Casa.

Una invitada más a la mesa

Entre el edificio central de Zarzuela y el Pabellón del Príncipe hay menos de un kilómetro de distancia. Esa es la separación física entre la residencia oficial de los reyes eméritos y la de su hijo y su nuera. Sin embargo, la distancia sentimental es mucho más larga que 1.000 kilómetros. Los Reyes Felipe y Letizia hace ya algunas navidades que no pasan la Nochebuena con el resto de los Borbón. Se ha convertido en costumbre que los actuales Monarcas y sus dos hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía cenen en su casa, con la madre de la Reina, Paloma Rocasolano, su hermana Telma, y su sobrina, Amanda, hija de la fallecida Erika Ortiz. Lo que sí hacían era acercarse a ver a los abuelos paternos antes de la cena, para ver con ellos por televisión el mensaje grabado de Felipe VI, para marcharse después. Pero este año hay un factor más a tener en cuenta: una invitada más a la mesa que Letizia no quiero ver, la Infanta Cristina.

La Familia Real en su 'christmas' navideño.

La Reina Sofía, en su 80 cumpleaños -el pasado 2 de noviembre-, comentó que su hija pequeña y sus cuatro nietos, los Urdangarín Borbón, iban a volver a pasar la Navidad en Zarzuela. Para la madre de Felipe VI el proceso judicial por el caso Nóos ha terminado y se ha demostrado la inocencia de la ex duquesa de Palma, por lo que no hay razón alguna para mantener congelada la relación de la Infanta Cristina con su familia. Además, van a ser unos días tremendamente duros para la esposa de Iñaki Urdangarin y sus hijos, ya que serán las primeras navidades con el ex jugador de balonmano preso en la cárcel de BrievaÁvila

Desde hace meses se están dando pasos -algunos con el visto bueno del equipo de Felipe VI y otros porque doña Sofía lo pide- para rehabilitar la figura de Cristina. Su aparición y la de sus hijos en la foto de familia por el 80 cumpleaños de su madre fue, sin duda, toda una declaración de intenciones. Además, el último fin de semana de noviembre, la infanta Cristina se dejó ver en el circuito de Yas Marina, en Abu Dabí, en el Gran Premio de Fórmula 1, junto a su padre, don Juan Carlos. Padre e hija no aparecían en público juntos desde que estalló el caso Nóos. Sólo en alguna ceremonia de índole familiar. Lo que no significa que se llevaran mal, ya que el rey emérito viajó a Ginebra en enero pasado para celebrar con su hija y sus nietos su 80 cumpleaños. El padre de Felipe VI nació el 5 de enero de 1938 en Roma.

El caso es que Felipe VI ha admitido con resignación que la ex duquesa de Palma vuelva a Zarzuela por Navidad. No es un problema en el plano sentimental, es su hermana y la quiere, si no por el daño que esto hace a la imagen de la Institución. Es cierto que la justicia la absuelto, pero los españoles no.

La que no lo acepta ni piensa pasar por ello es la reina Letizia: no quiere estar cerca de su cuñada. Así como suena. Ya lo demostró el día del cumpleaños de su suegra, cuando no se quedó ni a los postres, volviéndose a su casa en cuanto pudo, nada más hacerse la foto de familia. Así que ha anticipado su intención de esta Nochebuena no pasar por casa de sus suegros ni a saludar ni mucho menos a ver el mensaje del Rey con todos los Borbón y Grecia ¿Su excusa -si es que la necesita? Como el servicio libra, ella tiene muchas cosas que preparar para dejarlo todo listo para la cena con su familia y un par de matrimonios de amigos que pasarán con ellos también la noche de 24.

Probablemente será Felipe VI el que se acerqué a casa de sus padres para desear a todos una feliz Nochebuena acompañado por sus dos hijas, la Princesa y la Infanta, momento en el que recibirán los regalos de Papa Noel por parte de su abuela la Reina Sofía.

Don Juan Carlos tampoco quiere quedarse a cenar

Ni si quiera los que se quedarán a cenar están convencidos del todo. El propio don Juan Carlos, anfitrión de la velada, tenía otros planes, que ha tenido que cancelar dadas las circunstancias.

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios