El infierno de María, amenazada de muerte con 15 años por las bandas juveniles

"Me matarán", relata llorando la adolescente
Agrede y viola a la hija menor de 15 años de un amigo suyo tras llevarla a su casa, violación, abuso sexual, agresión sexual, acoso escolar, acoso, 
photo_camera El infierno de María, amenazada de muerte con 15 años por las bandas juveniles

Según recoge El Caso, María es una adolescente de 15 años que hace meses que no sale de casa, ya que las peligrosas bandas juveniles de Madrid la han amenazado de muerte. Su madre ha explicado el infierno que está viviendo esta menor, que vive aterrada pensando que la asesinarán.

María es un seudónimo y no es su nombre real, ya que revelarlo podría ponerla en una situación aún más vulnerable de la que se encuentra. Su infierno empezó hace tres meses en el barrio madrileño de Sanchinarro cuando seis jóvenes de la peligrosa banda urbana Los Bloods la amenazaron de muerte con machetes y navajas.

Afortunadamente, consiguió huir de los agresores escondiéndose en el instituto. La Policía Nacional consiguió identificar a los presuntos autores de los hechos: son cuatro chicos y dos chicas que tienen entre 17 y 18 años, explica NIUS, que ha entrevistado la madre de la víctima, que ha explicado con todo tipo de detalles la pesadilla que está viviendo María.

La mujer ha explicado que el inicio de todo fue cuando unos desconocidos abordaron a otro de sus hijos, un adolescente de 17 años y, al día siguiente, fueron a buscar a su hija armados con machetes: "Matadla, matadla en el corazón que es donde más duele. Si no te matamos hoy, te mataremos mañana. Sabemos dónde vives", decían los presuntos agresores a María.

Los agresores de María continúan en libertad y ella se tiene que esconder

Después de estas amenazas, la madre lo denunció todo a la Policía Nacional: los agentes le comentaron que eran miembros de la banda juvenil Los Bloods, un grupo formado por gente muy peligrosa. A pesar de la gravedad de los hechos, los presuntos autores continúan en libertad y, de hecho, una de ellas estudia al mismo centro que María y sigue yendo a clase, mientras que ella se tiene que esconder en casa.

De hecho, hace tres meses que no sale de casa por miedo a encontrarse con sus agresores, que cumplan con las amenazas y que la asesinen. "Está en tratamiento psiquiátrico. Le han destrozado la infancia. Mis hijos no son de ninguna banda ni saben nada de eso", explica la madre atemorizada, que asegura que su hija tiene pesadillas y que se despierta chillando que la matarán.

El miedo aumenta por el asesinato de Jaime en la calle Atocha

El miedo de María ha ido en aumento desde que hace unas semanas, una de estas bandas urbanas asesinó a un niño de 15 años en la calle Atocha. "Las víctimas se hacen más débiles y los agresores se siguen haciendo fuertes", concluye a la madre de la menor indignada.

Comentarios